iwi27

Cómo habla la noche
cuando el corazón no calla
Cómo se agita la vigilia
cuando el silencio acosa
Cómo pesa lo eterno
cuando lo finito se acerca
Cómo se oscurece esta vida
cuando vivirla es un filo
cuando vivirla es un destino
de tragedia y epopeya
de rutina y encierro
cuando morirla a medias
es el sueño parcial y total
que a tiempo se espera
y que a tiempo no llega
Ausencias presentes
de rostros de arena
El mío tuyo
que se eleva
sin nombre ni pena
sin alegría y con cadenas
Déjame ir que me he ido
roto, perdido
Suéltame que me repito
en tus mentiras de viva
en tus teatros de vivo
Cómo callas
ahora que hablas
Cómo me callas
ahora que respiro

lñmdv0

Me duele en plural
o el dolor que duele
en los ojos ajenos
en las pieles otras
en la otredad...
Lloro en lágrimas
que no son mías
en suspiros fríos
que mi boca no emanan...
Lloro en penas
que mi cuerpo no transita
¡lloro en soledad!
la de este yo
que en soledad habita
la de este tú
que en soledad palpita
la de este todo
que lamenta todo
y que no respira
y que ya no se agita
y que ya no grita
¡perdido y sin piedad!
Duele el dolor plural
de la compañía maldita
de la afilada bondad
¡de la vida en soledad!
Lloro mis lágrimas
de mar seco
de espíritu delirio
eterno vacío eco
de camino y oscuridad

ñslm09

Duermesastro de tiempo
susurro universal
Tu cuerpo que es de estrella
Tu suspiro, infinitesimal
Átomo de espera
que te esperas
Unidad de sueño
que te sueñas
Partícula eres de todas las eras
De todos los ríos, infinito singular
Callas
en tu palabra de estela
Hablas
en tu horizonte de altar
Ven ya que ya me cierro
En canica de fuego
En ojos que ya no miran
En cama de fondo de mar
Ven ya que ya te quiero
Sé mi cosmos, mi azar

fmw039

se siente vacío
o el frío sombra
se escucha silencio
o la lluvia fría
el augurio repetido
de la misma espera
escrita como olvido
con olvido escrita
aguas que ya nadamos
corrientes que recorrimos
se siente verdad y destino
caminos colmillos
(voces sin voz: pasos)
o el río sombra
o el río filo
Se escucha vacío
o la calle río
Cemento delirio
un fin sin principio
Se siente el oráculo
repetido y vacuo
se siente destino
nada
vacío

Cumpleaños 41

El otro lado llega en 41: la otra mitad.
La mitad del yo que se resquebraja, 
el resto del yo que ya se aja,
el otro-ya de esta hoy llegada edad.
¡Es así, es que sí, es la verdad!
Corro y biela echo, con dificultad.
Pido agua y pido techo, por piedad, 
cuando el trago me desencaja
y la comida cual puñal se me encaja
en este estómago débil de caja
en esta vieja caja de piñones 
que más no encajan,
de acelerados corazones
que mal trabajan,
cuando llega cual navaja
don-señor don-don don-trago
cuando con pensarlo ya me embriago
y dar vueltas en la cama sólo hago
por el guayabo feo y el feo lumbago
¡y siento que debo y debo!
(no que bebo y bebo) 
¡y que terminar de pagar no pago!
que me voy yendo, que me apago...
en esta segunda mitad de la total edad
en este segundo tiempo de realidad... 
Es la aciaga ciega purita verdad.
Ay tengan la bondad
de invitarme mejor un desayuno
que no hay trasnocho alguno
que no me deje en medio eje
que no me deje al hoy hereje
que se toma uno 
y que con agua lo baja 
(y que no hablo y no es paja)
que no me deje en medio eje
sin memoria del festeje  
medio-medio y medio uno
¿Cuarenta y uno? ¿Ya 41?
Si soy poco más de medio-medio
De metro y medio, me refiero, 
aunque no es lo que yo quería-quiero...
¿Y no queda entonces más remedio
que ver en esta otra mitad el asedio
de unos huesos que me alejan 
como estas caídas mías tejas
aún más lejos del promedio? 
Es la hora de la queja
del viejo ese, de la esa vieja,
de la edad compleja
que me atrapa y no me deja
(pendeja)
Eso sí, pues sí
Me sirvo enterito en bandeja
para los amores del cuarenta y uno
para mi amor de cuarenta y uno.
Que vengan los abrazos oportunos
las fortunas de oro y lo bello fortuno 
¡qué carambas! ¡Todas y ambas!
¡Qué más da el número uno!
O bueno, no el 21, o 31 sino el 41
pues no ha habido, no hay ninguno,
no se ha escrito, no ha llegado
que me quite lo bailado
así llegue como martillo 
esta cruda y afilada realidad.
¿Acaso qué es la edad?
Al final es muy sencillo,
lo sé y lo pillo, 
nazco y he nacido 
ojo pues, póngale oído,
en esta segunda mitad
con curiosidad y voluntad
y con alguito, digamos, de claridad
de que sólo queda la oportunidad
de ser quien soy y quien he sido
a mitad, quizás, de velocidad 
con una que otra inevitable debilidad
pero con la facultad
de ir por la vida ya vivida e ida
y por esperar la salida que aún no llega. 
No, no, no: mi queride colega, 
porque es que la final entrega
mi real última salida y partida
es pa' más tarde. ¡Sí que friega!
Por hoy, que sean 41. 
Que mi amor es muchos, es todos
y es uno
que mi amor es todos y es muchos
Estoy del otro lado: ¡estoy cucho!
Viajado, andado, experimentado 
y trucho
Estoy cucho.  
Son el principio de los cuarenta y tantos
y de algunas risas y de algunos llantos
Son el momento viento cuento 
alimento talento conocimiento
sufrimiento intento movimiento
(pero no, nunca jamás, corpulento)
son el momento de los cuarenta y uno
son el momento único y de los uno
¡Uno, dos tres, tres, dos y uno!
Cuarenta y uno. 

ñcsj92f

Me repito en montaña y en luz de ciudad
Soy selva y verde soy
Soy humo y agua soy
Soy este somos
Este somos soy
Cuando me voy entre hojas atadas
me voy entre ríos desatados
y acá me veo ido y repetido
entre antojos atados
entre sueños desatados
encontrado entre líneas
y entre líneas perdido
Me repito en montaña y en luz de ciudad
Me repito en mentiras ocultas
Y en la oscuridad de la verdad
Peces que crecen con creces
Peces que flotan en aguas universos
reversos reflejos inversos
inversos ríos reversos
Me repito en montaña y en luz de ciudad
Soy luz hoy y mañana
y soy luz de oscuridad

----------------

Texto en reflexión y agradecimiento, en sentirme honrado y feliz, por mi participación en Saltos al vacío de Peces Fuera del Agua con el trabajo fotográfico y poético Son-somos-soy sobre el uso del plástico al interior de la comunidad Ticuna en el Amazonas colombiano.

ñclmsw903

Te pienso vacío
O no te pienso
Te describo
entre sollozos
O no te describo
Con las manos frías
Y los pies heridos
Cayendo sin caer
Cayendo en flotar
Cayendo sin estar
Cayendo y caído
Te pienso vivo
y también muerto
Entre miedos vivos
En el cerco
de lo que no pudiste
O no dijiste
En el cerco
de lo que callaste
pero supiste
Cayendo y caer
Cayendo caído
Con los pies perdidos
Las manos heridas
Solo y sin vida
Lleno y vacío
Te pienso vacío
O no te vivo
O no te pienso
O no te siento
ya ido

ñfkm290

Sé que te duele
o creo que sufres.
que hay una soledad
de hierro y de vidrio
de alcohol y delirio
de dolor
una sonrisa de teatro
y teatro de sonrisas
o el acto que oculta
el miedo que oculta
un pasado que oculta
el primer dolor.
y me duele tu dolor
y me duele mi dolor
que conoces
porque me conoces
porque te conozco
porque flotamos juntos
y nos hundimos separados
cada quien con el peso de su desdicha
cada quien con la memoria de su desdicha
cada quien que ve y nos ve
como te veo a ti
con tu dolor.
miedo del mañana
de la mañana que ya llega
del mañana que no llega
del espacio vacío que no se llena
del espejo roto
del cuerpo roto
del corazón roto
del corazón

skmrgf823

A veces respiro y muero
y la luz se apaga
como las notas finales de una canción antes del sueño
como las formas de las nubes cuando se hacen sólo cielo
a veces respiro y no te veo
o me veo ausente en el espejo
y en las sombras de los días soleados
y camino con la voz aspirada
con la mirada en el cemento
o en los pastos verdes
ya vacíos de ti
A veces no respiro:
contengo el aire para contener la vida
y me asfixio de ella y me consumo en ella
tratando de ver donde nadie ha visto
donde tú no me has visto
donde yo espero verte
al final de este camino
que no me lleva sino a la casa ajena
al arreglo estricto de unas paredes frías
que también debieron ser tuyas
y ya ni mías son
A veces respiro y muero
y vivo y muero
como la cascada que empuja el destino
donde ya nada, nada
donde sólo flotan los cuerpos
callados para siempre
por siempre en silencio
A veces muero mientras respiro

ñfojw92

Empieza un día que nunca acaba
Un año infinito
De infinita melancolía
Comienza la lucha
el terreno siniestro
de la vida
que avanza en sangre
que continúa
Hubo fiestas y hermandades
Las había
Hubo dicha
Algarabías
Hoy silencio siempre soledades
Empieza aquello que no acaba
Comienza un infinito día
Vacío del vacío cosmos
Olvido del olvido
Un silencio que me acaba
Esta hora y esta mentira

ñsmg0

Siento que te vas
o que ya no estás
que te despides
en cada respiro
a cada segundo
Siento 
que el tiempo se acaba
que mi tiempo se acaba
que habrá una vida sin ti
y una muerte contigo
que nuestro camino es corto
que el río se evapora
Miedo siento 
de perderte teniéndote
de verte irte y contigo no irme 
porque se han ido los demás
porque los demás se van
porque yo me voy
a un cuerpo que me niega
a una piel que me rechaza
que se acaba con los días
que se desvanece 
con las lágrimas
con esta angustia 
del llegar
del venir
del partir
¡del vivir y morir!
No hay quien no parta
no hay quien no se despida
como te despides tú
agitando la mano triste
girando el cuerpo 
hacia el horizonte infinito
no hay quien no muera
la vida de quien vive
la muerte de quien muere
de quien siempre muere
porque contigo muero
porque contigo me vivo
y en tu morir, sereno y triste,
en angustia eterna,
ya vivo
y ya muero

ksoi2847

Sangra la vieja herida
La pared rota
La casa vacía
Hay un abismo
en cada esquina
en todo paso
y en cada promesa fallida
Todo calla, ¡excepto la mentira!
Un camino que nunca es guía
Un andar diluido y perdido
en desierto invisible y en pura neblina
Arena de mi tormenta
que reposa en las cuencas de mis pupilas
Agua por mí salada
que inunda mi garganta herida
al grito mudo y sin salida
Sangra la vieja marcha, la marcha hundida
que empieza siempre en la nada
y que en la nada siempre termina
cayendo como cae el cuerpo muerto
en fuego inerte y sin medidas
desapareciendo como aparece la vida:
sola y triste, triste y sola
callada mientras llora
mientras vive siempre vacía
Sangra la vieja herida
se derrumba la casa vacía

Pretéritos asombros del futuro

Cien Años de Soledad de Gabriel García Márquez es un libro que he leído varias veces ya y del que, de repente, casi como una iluminación en retroceso o una epifanía de para atrás, se me vienen pasajes a la cabeza. Desde que he empezado a experimentar con la Inteligencia Artificial en mis fotos de archivo y en mis videos y, con el uso casi compulsivo que hago de Chatgpt, que se ha vuelto un yo en copiloto, un yo con acceso directo a mi oído biológico y a mi ajá creativo, este aparte con el que empieza el Capítulo 12 del libro, lo recito como un mantra que me da miedo y me tranquiliza, como un pasaje antiguo, digamos, en forma de oráculo fijo de una sola lectura que, en un mágico dinamismo de la quietud, cambia y cambia, y que siento más cercano que nunca; especialmente en el ahora del ahora en que pesa más que el peso pesado anterior de los muchos datos y de los artilugios móviles y de las pantallas titilantes de mundos alternos.

Dice: "Deslumbrada por tantas y tan maravillosas invenciones, la gente de Macondo no sabía por dónde empezar a asombrarse. Se trasnochaban contemplando las pálidas bombillas eléctricas alimentadas por la planta que llevó Aureliano Triste en el segundo viaje del tren, y a cuyo obsesionante tumtum costó tiempo y trabajo acostumbrarse. Se indignaron con las imágenes vivas que el próspero comerciante don Bruno Crespi proyectaba en el teatro con taquillas de bocas de león, porque un personaje muerto y sepultado en una película, y por cuya desgracia se derramaron lágrimas de aflicción, reapareció vivo y convertido en árabe en la película siguiente. El público que pagaba dos centavos para compartir las vicisitudes de los personajes, no pudo soportar aquella burla inaudita y rompió la silletería. El alcalde, a instancias de don Bruno Crespi, explicó mediante un bando, que el cine era una máquina de ilusión que no merecía los desbordamientos pasionales del público. Ante la desalentadora explicación, muchos estimaron que habían sido víctimas de un nuevo y aparatoso asunto de gitanos, de modo que optaron por no volver al cine, considerando que ya tenían bastante con sus propias penas para llorar por fingidas desventuras de seres imaginarios. Algo semejante ocurrió con los gramófonos de cilindros que llevaron las alegres matronas de Francia en sustitución de los anticuados organillos, y que tan hondamente afectaron por un tiempo los intereses de la banda de músicos. Al principio, la curiosidad multiplicó la clientela de la calle prohibida, y hasta se supo de señoras respetables que se disfrazaron de villanos para observar de cerca la novedad del gramófono, pero tanto y de tan cerca lo observaron, que muy pronto llegaron a la conclusión de que no era un molino de sortilegio, como todos pensaban y como las matronas decían, sino un truco mecánico que no podía compararse con algo tan conmovedor, tan humano y tan lleno de verdad cotidiana como una banda de músicos. Fue una desilusión tan grave, que cuando los gramófonos se popularizaron hasta el punto de que hubo uno en cada casa, todavía no se les tuvo como objetos para entretenimiento de adultos, sino como una cosa buena para que la destriparan los niños. En cambio, cuando alguien del pueblo tuvo oportunidad de comprobar la cruda realidad del teléfono instalado en la estación del ferrocarril, que a causa de la manivela se consideraba como una versión rudimentaria del gramófono, hasta los más incrédulos se desconcertaron. Era como si Dios hubiera resuelto poner a prueba toda capacidad de asombro, y mantuviera a los habitantes de Macondo en un permanente vaivén entre el alborozo y el desencanto, la duda y la revelación, hasta el extremo de que ya nadie podía saber a ciencia cierta dónde estaban los límites de la realidad".  

Jdiw8

No te caigas que somos dos o cáete conmigo que somos nadie, que somos eco de nosotros mismos. No te rindas que todo ha caído, que el campo amanece y está desolado, que reverbera en atardeceres tristes el fin acontecido. Ríndete conmigo que somos dos y seremos todos caminando en búsqueda de dirección, dirigidos por el requisito de caminar. No saber cómo ir o a dónde ir ni qué ser ni cuándo ser. ¿Qué es amar lo amado? ¿Qué es suspirar por el trazo que se dibuja, por las frases que se recitan, por las líneas que se cantan? Hay una pasión que se sumerge en sí misma, en mentira y sin nombre. Un destino que es sólo espejo y pasos sin camino. Cáete conmigo que caemos juntos al abismo lleno de vacíos y entre ellos viviremos y entre ellos nos vivimos.

ñslmf987

Me refugio en ti como el torso acurrucado en un abrazo de cama:
tibio que es tu aliento y silencioso.
Duermes el tiempo de la vida y tu espalda acompaña
la luz otoñal, gris y fría
Cuántas horas que son estas horas,
sin cielos reales ni cementos recorridos
un mundo que se crea desde los vidrios y desde el escondite
y que nos ha dejado este el libro que actuamos,
este idioma que desconocemos,
el guión que hemos ido inventando
¿Qué vida es esta vida? ¿Qué río es este río?
Una tormeta que empuja las aguas por nuevos surcos,
por nuevos desiertos,
haciendo fértil lo muerto,
inundando las rocas talladas antaño
Porque no hay planes sino emergencias,
porque no hay proyectos sino presentes:
un futuro sin futuros posibles,
sólo la lluvia que cae,
el vapor que se esfuma
en cada instante que palpitamos,
en cada sueño que cae,
tras los miedos que lloramos, 
tras cada suspiro que nos lleva
como hojas que flotan a la espera de lo venidero

ñalfm,'

Pálida está la luna que amanece cansada
con el miedo del tiempo
con la angustia de tanta luz
Se quema el sol que atardece ansioso
con el miedo de lo visible
con la declaración del control
Camina el cuerpo celestial 
temblando de frío interno
ardiendo de fierros pensamientos 
siempre nublado y siempre atento
pensamientos caudalosos 
que consumen los pasos
que atacan los trazos
que agotan el respirar
Se agita el cielo de tanto exhalar
y llora en lágrimas frías
en hielos viejos y nubes vacías
en el andar corriendo
y en correr al andar
Los días que son noches
las noches que no son días
se van las horas eternas en ningún día
en aullidos invisibles y en gritos de roca
se diluye la vida en la vida
el agua en el agua
se apaga el cosmos en el cosmos
y con él la felicidad y la sonrisa

A

te vas
yo sé que te vas
y me ahogo y me muero
contigo vivo y muero
y muero porque te vas
porque te amo 
con palabras que no existen
en formas que no existen
Porque te amo, te veo irte
evaporándote te siento irte
polvo de estrella que eres
estrella que yéndose va
porque te vas y yo me quedo
sin ti me ahogo y me muero
y contigo quiero estar
siempre quiero estar
No te vayas sin mí...
o vete a ser feliz y vete sin mí
que ya llegaré, a ti llegaré
un día y no este día
un día que siempre querré
y quizás no será
Contigo estar
y ya no ir y ya no estar

lkn09c0

Siempre igual
Todo igual
Cada mañana, la misma mañana
Cada hora, la misma hora
Espacio intacto
Espejo intacto
Dolor infinito de quien sufrir 
sólo sufre
Sufrimiento sin rostro
rostro de todos los dolores
Nada cambia
Destino que no cambia
Mañana que es la misma hora
Semana que es el mismo día
día eterno de eterna deshonra
Siempre es nunca
Ahora es nunca
Nunca es nada
Nunca
Hambre que siempre desgarra
Herida que nunca cierra
Camino que se camina
en frío y caída
en soledad y silencio
en sepultura
Sed que no abandona
Sed que siempre espera
la mañana que se repite
el cansancio que nunca cede
el mañana que nunca empieza
el futuro que no termina

ñc49

Triste escribela bondad rota
la lluvia fría
la sangre seca
Triste canta
la noche
que nunca acaba
el calor
que todo acaba
el dolor
Es el ausente
y lo ausente
El frío
que estremece
a los muertos
que ahí se mecen:
vivos parecieran
pero saludan
muertos
Tristes ya no hablan
pero lloran muertos
Tristes callan
su pasado incierto
su futuro cierto
el abismo
de su dolor

u2w8

En los tiempos distintos acontecen los sueños del pasado o rotos futuros, sin personaje ni entorno, sin forma, sin dolor ni felicidad

Se extinguen las ganas como las velas solitarias, como los mares vacíos, como las botellas que ya no hablan y que se entierran en una espalda que sólo espera ya no doler

En ramas de baldosas frías duermen los vientos de montañas lejanas y de un río que de tanto ver hoy se oculta

Se habla sin lenguas cada día de cada risa de cada lágrima de cada piel revertida de la sangre que hierve apenas y que nadie mira

Eran tiempos distintos, sólo eran o lo son, cada día cada un espejo cada noche un vidrio cada ojo un designio cada uno boca cerrada de su destino

Trágico o perenne, trágico y perenne, siempre con dolor 

nvjfgut7

Se acaba la noche
Se acaba la vida
que despierta se obliga
a andar en vigilia
viva cuando dormir quiere
dormida cuando dormir
no puede
Hubo cansancio y arrullo
callado ruido sin murmullo
Hubo silencio y despedida
Pero nunca cerraron
ni con esfuerzo cesaron
de pensar la vida viva
y no de vivirla dormida
Qué esquiva
Ay qué esquiva
En esta noche oscura
que no se acaba
y que tanto dura
mi cara se acaba
en la triste espera
del sueño bendito
que tanto necesito
y que no llega
ni parece que entrega
la esperada anhelada cura

.xmnv02984

que se acabe
que se acabe ya
la espera y el camino
el destino
que se acabe
que se acabe ya
la puerta que todo abre
su secreto código
su secreta llave
que se acabe ya
que se acabe
lo que pienso y lo que digo
lo que quiero y lo que escribo
que se acabe ya
la vigilia y el insomnio
los sueños felices
los humanos demonios
que se acabe
que se acabe la maldición
y quien maldice
el corazón y quien percibe
que se acabe
que se acabe ya
un respiro sin respiro
sólo pido
un final suspiro
eterno y sin quejido
el último tiro
el último intento
que ya no quiero
que ya no siento
que no pretendo
y que se acabe no siendo
de una vez y cada vez
y toda vez
todo lo que se sabe
todas las respuestas
¡todas las gestas!
todas las claves
que se acabe
que se acabe
que se acabe ya

jfjei3786

ay soledad que no me dejas
ay compañía que no llega
unas voces que ya invento
unos rostros que despierto
en mundos alternos
y felices
donde mi cuerpo otrxs toca
y las pieles otras se sienten
Nada queda
Nunca fue
O quedas tú que me miras
que sí eres
impávido e inerte
siendo yo ahí y siempre
en el reflejo siendo yo
y sólo solo yo
la única forma que acompaña
las llamadas de quien suspira
para besar el otro lado
que soy yo
sólo solo yo
vacío de tiempo vivo
vivo de tiempo vacío
ay distancia que no me dejas
que todo aleja
menos a mí de ti
menos a mi condena
un eterno silencio de otras bocas
un eterno intangible de otras manos
El silencio muerto y vivo
el camino único y perdido
de la vida a solas
Que se rompe todo
el universo mismo
las aguas turbias
mis últimas olas
Ay compañía que no llega
Ay soledad de olas
que no me dejas
que no te alejas
que tanto pesas

,nckw0

Cuánto que me duele
el dolor que aún no duele
la lágrima que aún no lloro
el clamor que aún no clamo
todo lo que frío llueve
todo lo que triste duele
lo que sin querer
convoco y llamo
lo que sin llamar
surge y aparece
Cuánto que me duele
lo que me dolerá
la caída que ya caerá
futuro triste
de un ya triste
que siempre será
Cuánto dolor que me dolerá
Nada queda
o el mañana queda
en su inerte hora
en su muerto ahora
que roto llegará
minuto de daga y filo
acosando y sin sentido
el dolor
que siendo ya es
que siempre ha sido y es
que siempre será
Camino que se camina
armado de amores fallidos
nunca amado
ni en días ni en noches
en sólo espejos e ilusiones
y voces y sólo voces
sólo cuerpos sin nombres
nombres sin corazones
fallidos soles
sólo solas noches
solas soledad de noche
Cuánto que me duele
lo que ya duele
la piel que a solas
ya sola no puede
la carne que se empuja sola
callada y a gritos
nunca, futura y siempre

20398

Una palabra
Tu palabra
El cielo que eres
La rosa que escondes
en tus ojos celestes
en la cueva bendita
de tu alma
del agua pura que eres
Una palabra
Tu nombre
Escritura de tiempos
de días felices
dolores que se diluyen
en las sales del universo
que aguarda infinito
como yo aguardo
por ti que todo abarco
por mí que todo espero
entre letras y luces
entre vientos griegos
y la vida pura
y la certeza
del tibio lento
que pacifica este sueño
que abraza este constante anhelo

Lo ito

(A Eti y JAG) 
Siempre he escrito.
Bueno, no siempre. Obvio.
Pero, digamos, a efectos del romance
que siempre he escrito
Ya
Antes
En esta vida
Seguro en todas
En todos los espacios espaciales
en todos los tiempos temporales
bajo el temporal que inunda
bajo el sol que cual rayo láser
quema las pieles de este pequeño yo
y las angustias de este gigante
en abstracto y metáfora
de este inmenso yo
que llora sus lágrimas invisibles
que sueña sus pesadillas imposibles
Siempre me he descrito
Escribo para describirme
Me esculpo en adjetivos
y adverbios de afán y de lugar
en sintaxis ocultas
en versos prohibidos
como los pasos prohibidos
para cuando el brandy hace su tarea
para cuando el whiskey hace lo suyo
para cuando son los humos 
para cuando son los paralelos y alternos 
El caso es que escrito está
esto que escribo, obvio, 
y lo que he escrito, obviedad,
y entre tanto y mi-tonto
el acumulado bloguístico
de más de una década
visitado por los mismos pocos
poquísimos pocos
por más de una década
y así y asá
me llega un comentario
así y asá
en plan comentólogo
en plan amistólogo
en plan nostalgólogo
que sí, que sí, es nostálgico, pues lógico,
pero que rime y cante es más crucialógico
y llega el muchacho, y llega el amigo
y comenta los años que ya son muchos
de vernos sin vernos
de leernos sin jamás habernos escuchado
de conocernos y jamás conocernos
como no se conoce a nadie
conociendo todo o ese todo
que son estas letras que soy el más soy
que son el más yo
Mudo y en teclas con la boca cerrada
atando caminos
con este ser que son dos ¡que son dos!
con estos seres mágicos
que leen mis lecturas
que continúan mis conjeturas
que me completan lejanos
en esta cercanía de saber que escribimos
y que siempre hemos escrito
en esta vida que compartimos
en todas las vidas que nos atan
como nos atan los universos
creados y que creamos
y que nos crean en destrucción 
Siempre hemos escrito
y al escribirnos, escritos existimos
y al existir, morimos en el vapor
de la vida, en la felicidad feliz
de una lengua de tiempos
de unas líneas de cielos abiertos
de tierras fértiles
y de no razón

ñlsmg02

camino que te caminas sin mí
que no existes sin mí
que te acabas como se acaban las horas
que se oscurece como se oscurecen los ojos
cuando no te veo
cuando te veo sin verme
cuando el espejo es vidrio roto
como roto está el camino que no caminas
la ruta vacía que nadie anda
la luna oculta que nadie mira
oscurece ya oscuridad que me alimentas
¡oscurece ya!
cada día eterno y noche
cada segundo noche
cada silencio negro
cada paso y todos los suspiros
muertos latidos: ¡camino y sangre!
que no existen - que persisten
sin mí muerto - sin ti muerto
nada de nadie: todo de mí
(acá espero, desaparezco)

mxksie

mi cuerpo llora
mi cara está triste
sudor que inunda
las habitaciones
del destino
las grietas
del triste eterno
pasado
hombre cansado
hombre terreno
que camina desiertos
y cementos verdes
como selvas caídas
como cielos rotos
ya terrestres
vientos negros
de los ojos negros
diamantes sin brillo
sin brillo mis diamantes
joyas sin nombre
oro deforme
de días errantes
de tiempos idos

9183uw9

Cuerpo que ya ni resistes la intempestiva marcha de tus tiempos muertos ni el silencio frío de las calles rotas tras las ventanas abiertas de tus noches frías
En infinita vigilia me sumerjo todo cuando esperar espero el sueño limpio de un plan perfecto ya en repentino olvido y en donde sólo llega el cruel teatro de los ojos bien abiertos que no descansan ni huyen y que sólo parpadean secos en el bullicio de fiestas lejanas y de carros furtivos
Dormir no duermo cuando despertar no despierto
Dormir despierto y ser desierto o ser cierto y estar vivo en vivo y estar vivo en ilusión de vida o en acto de muerto
Morir dormido vivir andando y andar yerto 

Todo-lo-demás

No, no soy ni vegetariano ni soy vegano. Sólo que hoy cociné sin carnes ni huevos ni queso ni todo lo demás, como lo hago siempre un par de veces por semana. ¿Qué pasa? ¿Acaso la única explicación posible para cocinar fríjoles con arroz y aguacate es ser vegetariano o vegano? Imagino que la pregunta que se hicieron fue: ¿cómo puede ser que, pudiendo elegir carnes o huevos o queso o todo lo demás, eligió ninguna? Qué clase de locura es esa.
En mis clases, varias veces, me ha tocado aclarar, entre las medio risas que puedo ver, y porque además me lo han dicho directamente, que no me quedé pequeño por no comer carnes ni huevos ni queso ni todo lo demás. ¿Qué acaso no conocen personas pequeñas que comen todos los días carnes o huevos o queso o todo lo demás? ¿Y no pueden imaginarse una persona alta que poco o nunca come carnes ni huevos ni queso ni todo lo demás? ¿Qué dirían entonces de los holandeses y alemanes que son veganos y son, a todas luces, más altxs que media Colombia?
Recuerdo grupos de conversación académica sobre aborto, sobre eutanasia, sobre donación de órganos, sobre género, sobre, en fin, temas que se perciben por algunxs, álgidos y complejos, y en esos temas podíamos hablar a nombre propio; pero cuando se trataba de los animales, tocaba en juegos de rol. "Pretenda que usted defiende los derechos de los animales" ¿Así de difícil es tomar una posición de algo tan obvio? Además el rol debió ser: "pretenda que usted defiende los derechos de algunos animales", porque seguro que defienden con armas y a puños a todos los michis y a todos los firulais.
He tenido estudiantes que me han dicho, en plena clase, que cualquier compañerx nutricionista argumentaría a favor de la importancia del consumo de las carnes y de los huevos y, en fin (de aquí en adelante sólo diré "todo lo demás"), y tengo que sacudirme la cabeza porque, si un nutricionista o no nutricionista encuentra la suficiente y adecuada evidencia científica que indique inequívocadamente que sí o sí debe consumirse todo-lo-demás todos los días, que dé un paso al frente ya, porque tendrá que dar como 10 para atrás, una vez hagamos esa revisión de evidencia de la que hay incontable que dice justo todo lo contrario.
Y he tenido conversaciones en donde se me ha señalado que no podemos pasarnos simplemente a comer tofu y productos de soya porque la soya es un gran problema, cuando la mayor parte del cultivo de soya es para, adivinen, todo-lo-demás. Es que una buena parte de la invasión del planeta es para todo- lo-demás. Especialmente cuando dos terceras partes de la tierra dedicada a la agricultura es para la industria de todo-lo-demás. Pero, ah, ojo, además, hay un requete montón de gente que no come ni todo-lo-demás ni lo demás. Gente que pasa hambre mientras a usted, ese pedazo de muerto que compró del corrientazo y que no se comió, se le daña y le toca botarlo. ¿Por qué es tan difícil de interiorizar lo que no tiene otro modo ya de verse? ¿Qué es eso aquello que nos ata tan poderosamente a algo tan claro, tan obvio, tan evidente? 
Sin mencionar el impacto que todo-lo-demás tiene en el cambio climático, en el destrozo monumental del Amazonas, en las emisiones de CO2, en el uso excesivo de fertilizantes que han alterado el ciclo del nitrógeno y el fósforo, y en cada uno de los 9 límites planetarios.   
Y no, no es la solución a todos los problemas, obvio.  Ni tampoco es el origen de todos los males, ¿quién está diciendo eso? Ni tampoco el aporte único e individual haría la gran diferencia frente a las grandes industrias y los gobiernos mediocres, por supuestísimo. No se requiere de grandes matemáticas para esa conclusión. ¿Qué es una persona a 8000 millones que somos en este planeta? ¿Qué es el 0.4% del aporte de Colombia frente al producto interno bruto global, que nos dice harto sobre nuestro impacto al planeta, frente al 25% del de Estados Unidos, el 15 de China y el 25% de Europa? No se necesita un cálculo con macros en Excel ni un código magnánimo en Python para saber que es ínfimo, ¿pero entonces el marco moral individual no cuenta? ¿No hay una voz adentro, una voz deontológica, que algo grita y es que nos mentimos y nos engañamos para seguir hablando de lo impredecible del clima con un hamburguesa doble de todo-lo-demás? Entonces dado que las grandes corporaciones roban más que cualquier individuo de a pie, ¿valida que el individuo de a pie robe? No me puedo imaginar semejante conclusión. 
¿No es un poco extraño que los perros y los gatos sean ángeles y las mamás osos sean maravillosas cuando llevan en fila a sus ozesnos y las ballenas sean espectáculos de la naturaleza, pero ese churrasco con chimichurri, esa pechuga asada, esas costillas de cerdo, no? No puede ser que ahí no haya una contradicción. ¿Cómo puede ser que haya humanólogos, como los llamo yo, que trabajan en la lucha contra la migración forzada y que les duela las comunidades indígenas y que les preocupe esta gente y aquella y la otra, pero no les inquiete que ese consumo todos los días, dos veces y hasta tres veces al día, hace parte de aquello de ese mal que precisamente a mucha de esa gente perjudica?
Es extraño, extrañísimo. Máxime cuando hay semejante cantidad de personas sufriendo por enfermedades no comunicables, pero aún en los congresos donde se discuten estos temas, se sirve, adivinen, todo-lo-demás. 
Y finalmente, el último recoveco que escucho, es que de dónde saco esos datos, que yo cómo sé que esos datos son así, que pueden estar amañados, y ser mentira y ser tramposos, y que me los invento o se los inventan esas organizaciones de gente loca y hippie que no tienen más que hacer, y que en vez deberían preocuparse por las cosas importantes...y sí, claro, clarísimo, todo puede ser mentira, todo puedes ser la ¡matriz!, ¿puede usted comprobar de forma sistemática que es mentira para su región y todas las regiones de este casi-peladero que es en donde los humanos vivimos? ¿O puede comprobar que lo que sí cree que es lo es para todo el mundo y para todo lado? La pregunta sería, ¿acaso cómo cree lo que cree? Ese es un recurso muy raro porque, cuando salen los datos de cosas negativas, como el desempleo, como la inseguridad, como cualquier evento horroroso, entonces ahí sí es más probable que me digan: obvio, lo sabíamos; es que, claro, todo está peor...
¿Cómo? ¿Pero entonces esos datos que están conformes con sus expectativas no son amañados, pero los que no están conformes, son raros y que hay echarles un ojito otra vez? 
No puede ser.
En fin, me voy a dejar remojando las lentejas porque no tengo olla a presión y, así es la vida, con ello consumo más energía y resulto aportando, en pequeñeces de este pequeño que soy yo, a un problema de muchos problemas del problema máximo que es el así existir.
¿Qué esperaban? Acá yo humano, demasiado humano.  
En fin y fin.      


su29w8

Siento que se acaba el tiempo y que el agua fresca ya no existe. Siento que hubo un cuando algo pudo ser. Que el mañana ya no es fértil y que las rodillas se rompen en las búsquedas de lo que habría podido ser. Siento que se van los días y que mi corazón ya no palpita, que los miedos y la rutina acosan como mosquitos de humedad. Cada vez más fuertes, ellos cada vez más, con mi sangre seca cada vez más. Siento que debí vivir esta vida del ya en las horas del ayer y que apenas empezando he llegado tarde. Muy tarde. Que me voy sin haber existido, que me quedo sin haberme ido, que me aburro de vida y me sueño en la mentira de un espejo convexo. De un vidrio roto. Siento ver que llega el no sentir. Que la memoria de lo que soy para nadie más será que para mí. Hubo un cuándo me pensé en el futuro y parece que es el futuro y ya nada parece ser. Se acaba todo y con la nada, todo esto que pudo ser, se queda y a mí me lleva y yo me dejo ir. 

lsc83

Soy esta naturaleza que sabia se asigna
El agua que pura se refresca
Soy la vida que avanza, la flora que emerge
La fauna que suspira
Soy esta piel bendita que se transforma
en las curvas de la dicha
en las carnes de la vida
Lleno de mí mismo
me fluyo con los vientos del tiempo
Lleno de mi futuro
me llevo con las barcas de mis ojos
que avanzan serenos
por mundos divinos y conexos
Soy esta naturaleza que en calma se besa
Pradera fértil de todas las semillas
Vida de todas las vidas
Cuerpo de todas las cordilleras

{alekf39

Cuerpo que siendo mío, no responde
Cuerpo que siendo mío, no me habla
Molde estricto que diverge de
un aparente llamado ancestral
Un supuesto llamado universal
Barrera que protege lo que se pretende inmutable
Sangre frágil que por él corre
y que me envenena
Saliva que desde él se vierte
y que me contamina
Piel que se inunda en las lágrimas de no llorar
Piel ajena, piel mía que me ahoga y me atraviesa
Hay un tránsito desnudo que se avanza
entre el filo de las rocas
Hay un territorio vulnerable que se avanza
entre lenguas hechas escalpelos
entre los retazos de dolores ajenos
que como sobras
que como proyectiles
se proyectan certeras
en el horizonte de mi mirada
¿Qué futuro aguarda para el cosmos contenido?
¿Qué explosión aguarda para el grito atrapado?
Cuántos somos a medio ser
Cuántos estamos en el parecer, en el complacer
en la carga del teatro de lo que no somos
en la angustia de no tener tiempo para poder ya ser
Hay una conversión desnuda de luz y de oscuridad
Ojos de herida que son estrellas
Bocas de cicatriz que son cometas
Diversidad universal en la unidad del corpúsculo
Un corazón encendido que flota
un titilar que se apaga
con cada palabra no dicha
con cada sombra perdida
Cuerpo ajeno que siendo mío, no respira
Cuerpo otro que siendo mío, no suspira
Cuerpo muerto, raíz de la nueva vida
en este día, en cada paso, en toda semilla.

kpc90i23

Hablo de ti.
Es la mañana de invierno, la noche inconcebible.
Es la mañana, el frío, el infinito invierno.
Camina incoloro en los cuchillos de cemento.
Entre las casas, oscuro se encuentra.
A sabor de arena, se sabe.
Sahumerio dulce y activo
de las esperas dulces y tiernas,
del yo no sé.
Para su yo, cae la lluvia
aun cuando nada cae.
Todo lo moja la noche de su lluvia,
la mañana de su rocío,
la tarde de su silencio húmedo.
Ve un ladrillo húmedo siempre oculto,
un edificio siempre en la sombra,
un color que existiendo-no existe.
Como el tono del corazón que late a medias.
Como el color del corazón
que todo revela y desvela y entrega y doblega.
No es rojo-no es marrón-o
es rojo es marrón. Todo lo que podría ser
más todo lo que es.
Brilla apagado en su hielo perdido,
es materia que se derrite,
como el efímero dulce en la lengua amarga.
No despierta. Nunca duerme.
Su realidad le pesa-vacía y pesada.

Algunas cartas

No hay nada, o no habrá. Mañana será ayer, mañana ya es, o no será. Te dolerán los dolores de la vida, que ya te duelen, que te han dolido y que detrás de ti siempre irán. 
Y vendrán aquellxs y te dirán que mires el pasado, que has aprendido, que eres más sabio, que el tiempo cura, que el tiempo el dolor olvida, que hay remedio para la angustia, que hay paz para la tristeza, que hay un camino abierto, y dizque mágico y lleno de luces y de abrazos y amor de amantes y de amor de humanidad, y te dirán que tus pensamientos crearán el camino, que tus decisiones disciplinadas, apasionadas y enfocadas marcarán con certeza los pasos y construirán el futuro que te mereces o lo que crees merecer...Pues bien, eso no ha sido, nunca ha sido, jamás será. 
¿Acaso olvidas los daños que hiciste, los espejos que rompiste, los seres que magullaste, los mares que evaporaste? Matas al vivir, hieres al pensar, destruyes al construir. ¿Acaso crees que un premio está  aguardando por ti? ¿Que un estandarte se erigirá por ti? Yo te digo: quizás mereces el oprobio, quizás mereces tus caídas, quizás mereces tu esencia vacía y la epifanía de ser condena, de cadena esperando, de ser lucha en ejecución. 
Pues no hay mayor condena que la condena de vivir. No hay mayor desdicha que la vida consciente, que la incertidumbre de todos los días, que la entropía que nos tasa y que nos determina. Maldito desgaste que todo arruina y que todo opaca y que todo agota y que me cansa y que me agota... 
Un murmullo de optimismos te inundará a cada paso y en cada encuentro. Buitres de la felicidad. Cantores gallinazos. Mentiras. Sonrisas que te indicarán falsamente que hay un feliz posible y que es cuestión de ángulo y que se trata de perspectiva. Mentiras. No hay perspectiva para el dolor que todo inunda y que a la otredad construye como te construye a ti. Hoy que te duelen los dolores que ya conoces, en el ya donde te supuran las preguntas que sin respuesta siempre han venido, y más tarde, temprano nunca tarde, llegarán los quejidos que aún no intuyes. Más tarde, mañana, la semana que viene, durante los años que vivirás. A cada segundo, en cada respiro, en cada ahogo. No sabes del dolor del futuro pero sí sabes que será. Y quizás mañana descanses y la nada sea tu pronta dicha, porque en el algo, sufrirás. 
¿Quién eres que crees ser especial por ser? ¿Qué eres que sientes que tienes algo para decir? En el infinito lo nuevo no existe: ya es. En el infinito el amor no existe: no es. En el olvido, en el vacío del cosmos, sin sinapsis ni descripciones, en silencio como los átomos, en el equilibrio donde no se palpita, en el absurdo donde todo se oculta, ahí, todos los segundos ahí, está tu yo del futuro ahí, reposa tu yo del pasado ahí, se embriaga tu yo del ahora. ¡Ahí! 
Que nadie te diga que hay un sentido. El sin-sentido es el sentido. Sin respuestas, sin caminos, en soledad. O en equipo para que te exploten, o en equipo para que con espadas y látigos te lideren, o en equipo para que inventes propósitos que no te satisfacen, o en equipo para que parezca que en los demás vives y te vives y existes. Pero nadie existe: sólo lo que creas de ellos, sólo lo que construyes de ellas, sólo lo que decides creer en los grises, en el binarismo, en la no binaridad. 
Y de esto que te escribo también te olvidarás. Porque no quieres escuchar la única verdad, porque quieres ignorar lo fútil de tus intentos, porque quieres creer que en este minúsculo instante, que en este minúsculo espacio de espacio estelar que eres y que ocupas, algo eres y algo ocupas. Nada eres. Siempre proyectado al dolor que sentirás, siempre hacia la monotonía que todo repite (las lágrimas tristes, las sonrisas ficticias, la pantomima), siempre los bostezos que tu células emiten, siempre el miedo y tu miedo, nunca la bondad. 

p-AI-la

"Paila" en Colombia  es una expresión multifuncional que señala un aspecto negativo de una situación dada. Por ejemplo:

A:¿cómo te fue? ¿paila? 
B: paila muy

A: yo creo que paila con el préstamo.
B: quedamos entonces es re-paila.

A: paila, esto se acabó.
B: igual estuvo muy paila.  

Por otro lado la inteligencia artificial (IA) o en ingles (AI) son dos vocales que, entre otras, se encuentran en palabras como "pAIla", que resulta inquietante considerando los riesgos que puede tener la IA en nuestras vidas. 

De esto modo, me pregunto: ¿p-AI-la entonces con la llegada de la AI/IA? ¿O paila más bien si no llega? ¿O p-AI-la si llega a lxs unxs y a lxs otrxs no?

Evidente abstracción

Uno de los ejercicios más interesantes, en mi experiencia de usuario, ha sido pedirle a chatgpt mucha evidencia sobre un tema específico y finalmente pedirle el nombre exacto de las publicaciones. Incluyendo una lista de posibles autores. En el momento en que busco yo activamente, por mi propia cuenta, muchas de estas publicaciones resultan invenciones. Inexistentes. Una creación alucinada de chatgpt. Considerando que el título es, en general, lo que más se lee de todas las partes de la publicación, uno podría imaginar revisiones sistemáticas de listas de títulos y listas de autores vacíos de sí mismos. Y revisiones sistemáticas de revisiones sistemáticas: que en otros temas las hay hartas. Evidencia proveniente de una realidad en abstracto.
Cómo me recuerda esto al comercial colombiano del abogado zoometalúrgico.

De tempraneros tempranismos

Sale un estudio que dice que Colombia es el más madrugador del mundo, levantándose en promedio a las 6.30am, y nos recuerda El Espectador que, en otro estudio, Colombia es de los países menos productivos de la OCDE. Ni lo uno ni lo otro sorprenden. La locura colectiva que valida, no sólo madrugar, sino empezar a trabajar a las 7am o antes, tener clases a las 7am o antes, tener reuniones a las 7am o antes, porque al que madruga Dios lo ayuda, y yo creo que Dios a esa hora sigue durmiendo, porque es a la única hora que le cuadra a todo el mundo -claro, porque todo el mundo quiere dormir a esa hora-, porque hay que ser productivos pero resulta que no, porque nos acostamos entonces a las 10 u 11 pm y dormimos poco y mal y hay que empezar el ciclo infinito del enamoramiento tempranista y la resignación de un transporte que se mueve con el afán de las rocas y que nos afana con el látigo de obligaciones que, si no son en el albor del día, no son; y nos señalan y nos acusan por pereza y quejadera, porque no nos ponemos la camiseta ni damos el 200%, porque sin sufrir dizque no se aprende, porque en pasarla mal está la sabiduría, porque así es como se coge experiencia. Ojalá saliéramos de ese hechizo que nos tiene acá con el ojo gacho, con la ojera ya cincelada, con bostezos que son sinfonías y con sueños incompletos. A ratos felices, usualmente rotos.

Cumpleaños 40

Son Cuarenta
4-40, Las 40, (40 y 20) 20 y 40, UB40, Punto 40
¿Qué es lo que pasa con el número 40?
¡Que tengo 40!

De años que no millones
De glóbulos rojos que no billetes
De vueltas solares que no pantalones
Con más creencias y más tercas razones
Con más dudas dudosas y más grilletes 
Y curiosamente con menos cachetes
¡Todo me hace frío y todo me calienta!

Son 4 por 10. Son Cuarenta
Hoy valgo, no dos de 22, sino dos de 20
Hoy salgo a enfrentar el presente
al viento frío que ya se siente
al viento frío que viene sin gente 

Son Cuarenta
que empujan la carga violenta
las células polvorientas
la pérdida de la huesura
la agrandada cintura
la ajada pintura 
y un montón de costura

Son cuarenta
en nada corpulentas
que llegan sendientas
también hambrientas
y casi que en venta...

Ay son Cuarenta... 
Se anuncia la calma -dicen- 
¡también una tormenta! -dicen-
Miro mi palma para ver mi alma
para ver el trazo
para encontrar del ahogado el lazo
para quizás esquivar el manotazo
para lanzar mejor el tazo
Nada veo: Nada leo
Me veo en un museo
en cuchicheo y con mareo

¡Son Cuarenta!
Vida que pasa por mi casa
liviana pero más pesada
pesada pero más liviana
muy cercana y muy lejana 
Mucha, cucha. ¡Demasiada!
A cada giro menos lenta
en cada vuelta, turbulenta

¿Qué me pongo hoy? ¿Cuál será mi vestimenta?
¿Qué hago acaso hoy? ¿Cómo celebro?
¿Con cuál fermentada herramienta?
Si ya me siento por ello a 2/3 de cerebro
Si ya creo, que si me caigo, me quiebro
Si ya a menos me animo y a menos me afiebro...

Ay son Cuarenta
que llegan con pagos, deudas y rentas
con gastos malos y compras fraudulentas
¿qué sera de mañana y de mi osamenta?
Yo sé: estoy de exagerado 
pero también sé que es por mucho café
(ya soy de aromática y además de té) 
Sé que con el peso de esta cuenta
estoy medio cansado 
que con el peso de esta invisible afrenta
a la que me he auto-invitado
sólo veo el inevitable pecado
de no estar de regreso
a juveniles sesos
a juveniles excesos
al embeleso
de apacibles huesos
que más no serán
que más no andarán
¡Qué'jeso!

Ay son Cuarenta
Gracias gente mía siempre ahí
Gracias gente mía siempre aquí
a por empanadas patojas que tienen maní
a por verdes paradojas que tienen frenesí
¡Ojalá con aquél ají!
Así me quiero y así me 'querí'
¡Liebe mío! ¡Amor de mí! 
¡Que sí, que sí!

Y digo: Sí,
hoy que quizás la entropía condeno
hoy que quizás el desorden desencadeno
hoy que quizás los rayos llamo
hoy que proclamo que cada tramo
me ha pesado como la tierra en gramos
y con todo y todo para este finde
me pido una bailada y que se brinde
¿Pola o miedo? ¿A pie o a dedo?
porque son estos cuarenta mis cuarenta
en plan riquillo o en plan cenicienta
una buena fiesta 
y que nos demos en la testa
pues luego viene la consabida gesta
y si hay gente molesta
no importa -tampoco importa la torta- 
porque sí hay gente dispuesta
a echar paso y a la orquesta
y con esxs vamos
y con esxs nos programamos
y con esxs nos la sollamos

Son mis Cuarenta
que ya experimentan
lo que ya representan:
un número numerológico
un quejido patológico
un temblor sismológico
Estos son, cuarenta son
con tumbado, swing y en cinta sinfín
¡y usualmente al beat y con son! 
Díganme desde ya y con razón:
Señor Felipe, Señor Mista 
Les doy esta pista:
El Don 
Son 40 y cuarenta son 

mdpw938

cuando los caminos explotan los pies ficticios
cuando se confunden las salidas  y todas las entradas
cuando se atraviesan la ignorancia y la arrogancia
en las amarillas sendas de la exclusividad
cuando el valor de la mano que afina
es la palabra dura, el ceño filoso
cuando la respuesta es retornar lo i-rretornable
pagar lo ya pagado
repetir
repetir
como si los días no se callasen nunca
como si las filas sólo crecieran
como si las líneas estuvieran rotas
repetir
y repetir 

ñlkw0

palpita, se agita, golpea como el martillo al cemento 
como los meteoritos en los tiempos primeros 
como las balas en las guerras perdidas
como los gritos en las torturas
como las aguas heladas en las tormentas nocturnas

palpita, se agita, ebulle la poca sangre que queda
coágulos de lágrimas que invaden el horizonte muerto 
que rasguñan la piel seca 
los surcos rotos 
saliva venenosa que el silencio concentra
que el miedo afina como arena del tiempo 
que en el agotamiento la garganta ya no escupe 
como tierra infértil que llena la boca y los delirios libera

palpita, se agita, ya no ríe, ya no llora. Avanza sin sombra, el sol oculta. 
las rocas envidia, el olvido añora 
un día que no tendrá mañana
un momento que no tendrá espejo ni figura ni recuerdo
no palpita
eterno
sin universo

{slk03

 ¿Qué es hoy o ayer? El tiempo que se ha ido, lo que ya fue y lo que no pudo ser, lo que se nos fue sin haber sido, en el pasado de un nunca fue, de lo que no fue. ¿Quién es hoy o ayer quien en ambos ha sido? ¿Lo mismo? ¿La misma forma de esencia? Acaso se mantienen, pensamos -sentimos-, los puentes de nuestras tierras que hacen que sea la misma pradera, el mismo móvil. ¿Quién eres tú? Que te amontonas en recuerdos intangibles, en registros biológicos y podrías no ser y ser como lo que es en los sueños. Somos un sueño, la vida es sueño y un sueño. ¿Serás un sueño? ¿Qué me soy si afuera no hay nada y hay nada y está mi yo que sólo y solo está? No hay afuera. Y flotamos sin movilizarnos. Un monolito que sólo es y piensa, que sólo es y siente, que sólo es y llora, porque siempre llora y la vida le persigue para consumirlo y descartarlo. ¿Qué es hoy o ayer? Soy lo mismo que no soy, soy lo mismo de lo que soy, soy lo mismo de lo que pudo ser. Soy sólo lo que seré. Y como estoy aquí, en el hoy del ya, en el ya del hoy, porque el ladrillo de los límites no se rompe, no se desgasta, no se olvida, nadie es ya ayer, no soy hoy, soy sólo lo que seré. ¡Y no soy!   

lksdop90

Cuerpo
que cae
como cae lo muerto,
carga
que aumenta
como de tamaño aumenta
la guarida del tiempo,
distancia que se enloda,
memoria que se diluye
luz de lo más lejano,
filo que los corpúsculos corta,
disparo que los astros fulmina.
Allá donde el sentir no llega
allá donde el pensar no abunda
sino que existe
en secuestro
en cadenas persiste
sino que existe
en la habitación oscura
en la infinita duda
de lo imaginado

jdiw8e8

No soy nada
No creo en nada
Nada veo
Nada escucho
Nada siento
Hay un silencio que es nada y que es todo
Un vacío que todo ahoga y que todo mata
No estoy vivo y no estoy muerto
Soy la ruina: el campo yermo: el agua seca
Sangre fría y olvidada
Soy nada y creo en nada
No veo y no escucho y apenas siento
¡Hay una nada en el silencio! 
(hay la nada en un silencio) 
un universo hostil que no palpita
una cueva celeste que la mirada asfixia
un pasado diluido: un futuro terror
un espanto seguro y siempre este aullido de cemento y todos los días este temor
Callo mis manos y sello mis ojos 
La saliva ha sido envenenada 
La piel ha sido condenada 
Se marchitan hasta las tormentas
y me abandono en el óxido 
y me rindo ante la nada 
y me sumerjo y muero hoy y muero ayer 
al menos hoy en que hay todo
y es nada 

ñkmefwo39

caen
esas gotas
caen esos ríos
secos
esos suelos
río campo 
donde florecen
las risas primeras
las sábanas 
donde reposan
los amores viejos
y los viejos amores
un sol que tibio
susurra 
notas al silencio
el beso suave
el abrazo eterno
esas gotas
que caen
-tibias-
a los profundos suelos 
volcanes que sueñan
volcanes dormidos
un sueño en un espejo
que susurra un sol
que susurra el cielo
con cada suspiro


Mi yo humano

Hoy me pidieron en internet confirmar La Humanidad. No mi Humanidad sino La Humanidad. ¿Aló? Apenas si puedo con la mía. Disculpará el parcero don Descartes que seguro me vendría a dar cantaleta y un calvazo.


Largas y ajenas músicas

Quizás algunxs de uds saben que me encanta hacer listas musicales. Para lxs que no, bueno, a la cuenta he elaborado 24 listas de diferentes ritmos musicales y/o emociones. Todas disponibles acá en mi web o directamente en mi perfil de Spotify.

En general me esfuerzo con todas pero hay unas que escucho más que otras y, por lo mismo, son más largas. Fácilmente de más de 24h. Otras son recientes y aún tiene poco contenido. No más de una 1h de música.

www.mista.co/music

https://open.spotify.com/user/12125456462?si=978f65b8d77d4fcc

La lista completa es:

VMCM
CoYOmbia
Electrosificante
Latiringo
Salsucho
Clasicista
Sonorantes
Reguetonista
Jazzisco
Valleante
Rockimbalesco
Latiñx
Popismo
CoROCKmbia
Tristillo
Cumbiolo
Merengoso
Cantero
Aguardientosky
RAPódromo
LatiRonk
Bachatilo
Afripi-io
Expientalillo

sñkejfw83

No me mientas
cuerpo que no me escribes
No me ocultes
dolor que no se ahuyenta
Me condena la espera
de la roca herida
de la montaña eterna
que desde afuera me mira
vacía hoy ayer perdida
No te olvides
que mis lágrimas se secan
(no me olvides)
No te angusties
que la vida es mi condena
No me vivas
que ya no existes
que ya estás muerta

Perdido nobiliario

La semana pasada me escribieron al correo electrónico pues querían que participara de un proyecto tremendísimo porque habían leído mi perfil y sentían que yo era el candidato perfecto. Me sorprendió la invitación pues, curioseando al emisor del mensaje, no veía muy bien la conexión y asumí que iban a lanzar una nueva ala, un nuevo grupo, un novedoso plan; cosa que mi participación sería para empezar de cero. Finalmente llegó el momento de la reunión y yo, que estaba realmente vestido como para algo sencillo, con pijama abajo y una no pijama arriba, me di cuenta que del otro lado estaban de traje y arreglados como para quien se va a reunir con el rey pepinito. Me avergoncé por la falta de tacto y elegancia, apagué raudo y veloz mi cámara, y me puse lo medianamente formal que tengo, que es básicamente nada, pero era lo que había y lo que seguro habrá. Cuando me saludaron era doctor por aquí, doctor por allá. Yo pensaba "¿doctor?" Bueno, puede ser de esos títulos que se usan en mi país y que se le dicen a todxs y a nadie, así que seguí prestando cuidado y, una vez vi que, realmente, a lo que me invitaban era, en conocimiento mío, como la distancia entre aquí y neptuno, alcé la mano -la virtual- y, cuando me cedieron la palabra, les dije "creo que aquí hay una confusión". Yo, de lo que sé, sé que de esto que me hablan sobre todo, no sé. Hubo un corto y eterno silencio. Se inventaron unas preguntas como para no hacerme sentir mal y me dijeron que sí, que tampoco entendían qué había pasado y que se disculpaban por hacerme perder el tiempo. A mí realmente ninguno. Quizás a ellos más que les habrá tomado su tiempo el armar en bonito esas corbatas tan bonitas y ponerse todas las partes de esos trajes bonitos. Colgamos la llamada virtual y a los 10 minutos me llegó un mensaje diciendo: estimado don señor doctor Felipe, o algo así también muy nobiliario, realmente buscábamos a Felipe Mejía Gutiérrez, doctor y presidente de no sé qué, o algo así con una línea de títulos y posiciones que sí lo acreditaban -si no como el rey pepinito, sí como el de otro vegetal más caro, o del mercado completo- y ud, bueno, es Felipe Mejía Medina. Al leerlo pensé en que uno es uno y a veces otros, y que ser importante en los cuerpos de otros por los nombres comunes, es una responsabilidad y un oficio. Sentí haber tenido dos vidas, la importante y la mía y así, ya aclarada la confusión de nombres y de doctores, tuve que volver a la no importancia y al café que ya frío aguardaba mi sorbo de súbdito, que no de rey. ¿Qué otros habrán sido convocados cuando me convocaban a mí? Seguro no a muchos. Pero me queda la felicidad de ser por ahí en los cuerpos ajenos. Ojalá uno alto, corpulento y buen cantante.

Lo elevado y lo terrestre

Siempre he pensado que primero existirá la teletransportación antes que el metro de Bogotá y, que el día que lo innauguren, como somos lo que somos, vamos a teletransportarnos de la casa a la estación para colarnos y esperar y apretujarnos y quejarnos y culpar a los demás y culparnos a nosotros por ser lo que somos y no ser lo que no somos. A destiempo, incompletos, guiando el camino del frente a través de un vidrio que en realidad es un espejo.