Los códigos perrunos

Todos los días a eso de las 9 de la mañana empiezan los saludos, quizás el informe del día. Todos los días. Se van pasando el mensaje en una especie de círculo comunicativo: rodeándonos. De una casa a la otra, de un ladrido al otro. Empieza el perro uno, luego ladra la perra dos y el tres y así, como un teléfono roto. Luego todxs al tiempo, luego, asumo, en otros ritmos perrunos de esos incomprensibles. Yo sólo los escucho cuando visito a mi mamá y papá. Ellxs, en cambio, de tanto ladrido diario -el de los perros, no el de mis papás, que no lo sé-, seguro que ya han ido avanzando en la decodificación del mensaje secreto, pero aún no me presentan ese informe. ¿Qué se dirán?

§

¿Está la coliflor en forma de cerebro o está el cerebro en forma de coliflor? 

lijfe48

Pasan las horas y no pasan
Nada pasa
Nunca nada es
y todo va
atrapado en su hielo
En la marejada infinita
de la quietud
y el aburrimiento
Nadie es
cuando nada es.
Nada pasa.
Nadie está.

oo

Hoy andaba pensando en la personalidad de las piñas al tener tantos ojos y un corazón duro.

Punta pie

Recuerdo cuando de niño me tuvieron que hacer un radiografía del hígado. Habían en la sala de espera un montón de mujeres embarazadas -y yo- que me miraron con la mirada del ¿? Hoy me hicieron un estudio de ortodoncia. Habían en la sala de espera un montón de muchachitxs -y yo- que me miraron con la mirada del ¿? Yo en el lugar incorrecto o a destiempo. Como quien no coordina el cuerpo con la cumbia. 

Cumpleaños #38

Uno a uno se hicieron los 38
¿Y qué son? ¿Qué no son?
Sobre todo no son
Estos 38 no son 37 ni 39
Por ejemplo.
Pero también son 37 y 39
Excepto que el uno, ya se fue
y el otro, no ha llegado.
Cuando el otro llegue, será 
también el uno y no será. 
Bienvenido es 
e ido para siempre es
en el instante mismo 
del abrazo universal
Hoy son 38 años 
38 años son hoy 
¿O son mañana? 
Pasado mañana 
O ya fueron
O nunca serán 
Irse es inevitable 
como inevitable 
cada momento 
del pálpito del tiempo 
(de lo posible) 
Quedarse es lo imposible 
Son X-enta y son Y-enta
Son Y-enta y X-enta son
y no son
Existen y no son. 
Son y no están 
¿Quiénes son? 
Hoy son 38 años 
38 años son hoy

Tus compras

Ayer era día de hacer la compra, así que hice la lista de lo que faltaba y me fui, en el ratico que tenía, al súper mercado acá a la vuelta de la casa. Como ya lo conozco, sé a qué estantería ir y en qué orden para salir rápido de eso pues tenía un compromiso telellamadístico. Cuando fui a pagar, me di cuenta que más de la mitad de lo que había en el carrito yo no lo había seleccionado y que, seguro, alguien habría por ahí con mi carrito a medio llenar con mis cosas. Era muy tarde como para saber quién, cómo, dónde y a qué horas. Y finalmente, debido a que el que yo había tomado por error tenía productos de nevera, y de diferentes neveras, tuve que ir una a una regresando cada cosa. Bueno, más o menos. Realmente regresé algunas nada más. Las otras las habría comprado eventualmente yo, porque a veces las compro, pero no estaba en el plan de ayer. Hubiese querido darme cuenta a tiempo del error. Con gustos tan similares, estoy seguro que habríamos podido ser buenxs amigxs, pero me le robé el carrito y compré algunas de sus selecciones. Creo que así nada bueno puede empezar. Espero, eso sí, que haya devuelto la albahaca porque era la última y hoy paso por allá. A la telellamada, qué decir, ayer desafortunadamente se "cayó" internet.  

o293

Caen las gotas. Se calla el murmullo. Cae oscura la noche en filo o almohada, en camino o muro. Sombra es la duda. Silencio es distancia y es compañía. ¿Qué es aquello que otrx es? ¿Quién es? ¡Y quién no es! ¿Si la vida se nos va, no en elegir lo que es, sino lo que no es?

kwo29

Cuando las aguas eran frescas 
y la memoria vacía 
del dolor y de la angustia
Son los miedos 
los modos de la vida. 
Son los rostros 
el libro de los miedos 
que todo ocultan, 
que todo callan
como el infinito cielo oscuro
del silencio en el silencio
como el hambre oculta
de la soledad que todxs es
que nadie es
Así
en el misterio de lo futuro
se seca la sangre 
y quedan las cenizas invisibles 
del tiempo perdido
sin recuerdo
sin dirección 
sin olvido 

=

Yo siento que decepciono a un montón de gente cada que me ven sin el tapabocas.

0

Con el asunto del tapabocas el único vestigio visible de mi adultez es mi calvicie. Así es la vida.

(

Qué dilema que es la delicia de poner la buena música en alto volumen y que eso jode a todo el mundo incluido a mí cuando no soy yo. :(

sklnvso83

Cuánto nos atrapa el peso de los ojos. Una sombra que invade la vida, un artificio que elimina de un tajo el paraíso y sus ríos de agua clara. Cuánto nos atrapa el acoso de los sueños. Un teatro que no elegimos, una audiencia vacía y tonta que no escucha y siempre olvida. Cuánto nos atrapa la voz inerte de los de al lado: que nadie son, que nada son, que nunca están. Hay ruidos filtrándose por las rendijas de las puertas. Son gritos o suspiros. Sobre todo silencios. Y soledad, sobre todo soledad.

k284

La cosa de la causa y la causa de la cosa. Así, hay una causa de la cosa de la causa. Y una cosa de la causa de la cosa. Está la casa vacía sin cosa y sin causa. Acusa la delgada línea. Ayer, hoy acaso. Ocaso. Fracaso. 

+

A este país le puede caer un meteorito, como el de los dinosaurios, y seguro que lxs que queden, seguirán haciendo tremenda música para mover el bote.

Las notas prohibidas

Desde hace unos días están utilizando el andén de la esquina como escenario para diversxs cantantes que llegan con sus micrófonos y altavoces. Tremendos taltentos por ahí. Anteayer, en la tardecita, estuvo una chica que no vi porque estaba yo ocupado en las ocupaciones ocupadas de la vida, pero con la que sí me atrapé tarareando, cantando y poniéndole pasión a un tema que, luego de ya varios segundos y estribillos, resultó ser El Problema de Ricardo Arjona. No sabía ni que me la sabía. Tuve una mezcla de espanto, vergüenza, aceptación y resignación. Al final había que seguirla cantando con toda como si no hubiera mañana. En este año ya uno ni sabe. Una vez untado el dedo...

.krng083

Te abrazo sumergido
Te atrapo 
entre una ola de distancias
y entre mares de acero 
Te toco
entre las flores marchitas
y el pasto seco
del jardín de los deseos
Te veo 
ola de gritos
Te veo
como el murmullo 
a las avispas
como el hambre 
al vacío
y el precipicio de la vida
y todos sus espejos
¿Quién eres sino la lengua
y los dedos universales
sino el libro perdido
de las mentiras?


lksnv83298

Hay un camino que no camino, todos los caminos. Una sombra que no soy, todas las sombras.
Está la música que se sienta en las esquinas y el café y la mañana que pasa lenta como el viento tibio de los alientos perdidos y el susurro de tu mirada invisible que sé que ahí está como la vida, como la muerte y el destino roto de quien olvida su olvido y camina como las rocas que caen por las colinas. 

p93023

¿Qué eres bajo el peso
de tu propio nombre?
¿Quién eres tras la cortina
de tus cosas?
Oculto estás
en las telas del silencio
Oculta estás
en las telas de tus reflejos
que vestidos acumulan
las lásgrimas secas
de cada mañana
en que el cuerpo
desesperado busca
el camino robado
del sueño.

-xñep0

Y miró como quien mira el infinito en la espera de la espada. Hubo un adiós que nunca llegó en el empaque de la tundra. Hubo un día de mañana en que arrasó con las calles y el caucho y silenció de tajo el chirrido de la ciudad. Porque hubo ese afán ficticio de querer andar más allá del tiempo y que al final tras la batalla sólo dejó un cuerpo caído y este dolor futuro. Ganchos que atan el ataque invisible y que serán la inmensa montaña del caminante y la verdad triste; la pesada humedad del triste soñador.

swo39

Ya llega la neblina del viento
y pesan las luces de la tarde
Hay un frío que se ahoga
entre las pieles y los cuerpos
y camina y anda y corre
un suspiro por ti
que ahí estás
entre el sofá y el cemento
y que te bañas
entre el rocío y la lluvia.
Caminamos esta ruta
que se diluye en el allá
donde reposan
el sueño del universo
y todos los olvidos.

ldwpok328

Hay un tercero que se esconde
entre los matorrales y las aguas frescas
Hay ramas como las manos
que peinan el río tibio de tu cabello
Son dos los cuerpos andantes
en la pradera y el verano
que los segundos llevan
en una alfombra invisible
hacia hojas secas
y un árbol desnudo
que el frío eterno cubrirá

ñseokf39084w

La ilusión del movimiento
El teatro de caminar
Aparecen con la luz de las rendijas
Se esfuman con el respirar
Pasa como las aguas
Fluye como el destino
que se evapora con cada beso
que se consume con cada suspiro
Se cierran los ojos
y el sueño llega
con la caída de los ladrillos
la nada se anuncia
desnuda e invisible
entre versos y poesía

*

Carambas, lo que extraño tener amigxs en mi casa y terminar enfiestándolxs como si no hubiera mañana ahí songo sorongo con nadadito de perro. Épocas.

ñosjg09w3

Hay una luz que se agota
en los últimos pasos
El tiempo se enjuaga
en las aguas del espacio
y el vacío que todo consume
en un sueño que ya llega
vestido de infinito y de universo.
Somos el polvo y los corpúsculos
Distancias solitarias de existir
y no mirar
sino las hojas secas
y la corteza petrificada
de la espera

{ña204#

Me baño en la luz de tu cuerpo
Ondas que tu piel emite,
pequeñas canicas de memoria
y olvido
que navegan en el vacío pesado
de este silencio
Afuera estás
como la esperanza
que sentada espera
la llamada de la mañana
cuando muere tu cuerpo
entero y nocturno
Caminas espejo nuevo
surmegido entre nubes
y cielos de otros cuerpos
y de otros mundos

Don zumo jugo

En la sección de bebidas, junto a los jugos de frutas y té y gaseosas, acá un jugo de repollo ácido. Viven en el 2057. Yo aún no me le mido.

#Ladenburg #Alemania 

ñsgjo'0e

Eternos e infinitos los cuerpos de la memoria que marcan el paso de lenguas ininteligibles y sabias. Surgen en la arena fría los clavos de la historia que convergen y se cocinan en el ahora. Lienzo invisible también cuadriculado de estos ojos que desde dentro confabulan el trino último de sus palabras ciegas.

kajwe823

Somos
el reflejo y la noche
la oscuridad y la luz
Es nuestro camino
la bifurcación
La duda y la división
En cada mundo
al morir vivimos
¡Todos los días
al vivir morimos!
A cada segundo
empezamos
un nuevo andar
y en un nuevo caer
caemos
Felices
en la desgracia
Desgraciados
en la felicidad
Que nos inundan
y nos sacian
Que nos exceden
y nos ahogan
Somos la mentira
y la verdad
Somos la llegada
que desaparece
La despedida
que no se va

=

Hoy me hicieron esta pregunta: ¿En el caso de indicar que una mujer es excepcional en una actividad, entre hombres y mujeres por igual, en el objetivo de querer implicar a ambas partes, se le diría "la que sabe, sabe" o "el que sabe, sabe?

ñjsf928r

Navegan colores y tiempos
Hojas de la vida
y tallos del pasado
En las aguas fluyen
los recuerdos
que a todos abandonan
en el suspiro del viento
Cae la noche
con su abrigo de olvido
Se apaga
la lámpara del destino
Húmedas están
las hojas perdidas
de lo no vivido

o64

Pesamos con nuestros pensamientos
Con nuestros miedos corremos
Los cuerpos, todos y atados,
son traslúcidos.

ukl795

Una taza
La última bebida
Residuos de lo ido
y huellas de su dueño
Una boca en el olvido
o un suspiro en el río
que avanza hacia la
cara oculta de las formas
Que delinea
la figura maestra,
la mano del sol

ñskngp1923

Debajo reposan todas las verdades
También la infamia de lo efímero
Se mueven los cuerpos
Se van los tiempos
en la red invisible de los mundos
Un mundo emerge
en el mutismo de los rieles
en el cansancio de los ojos
que al infinito enfocan
empujados por el zumbido
de un sueño común
de un destino común
de una muerte común
Guardan cadenas y alas
Guardan memorias y nostalgias
de quienes hoy se van
de quienes ya se fueron
de aquellas lágrimas
que hoy se quedan
de los rumores y tremores
de un pasado que nunca fue
o espejo roto de aquello remoto
que pereció

Hola Soledad

La puerta del apartamento acá en Alemania es, además, una enorme ventana. Hoy estaba barriendo justo la entrada y puse baladas en Español. Mientras cantaba apasionadamente La Soledad de Laura Paussini, que es el tema apenas para el aislamiento social, no me había dado cuenta que tenía un par de alemanxs mirando desde afuera. Eran un público, digamos. Detuve la cantada un momento para mover las sillas. Me sentí juzgado pero había que seguir con empuje y pasión. No sabía si salir y explicarles que así lo hacemos nosotrxs. Me quedaron debiendo el aplauso.

dlnf37yt3

Hierve rojo este día
y que palpiten las sobras
de tus palabras
que ya nada dicen
Vete que el hierro
funde la historia
de tus batallas
y de tu agonía
No soy el cuerpo
en llamas
ni la soga caída
No soy el aliento último
ni la luz del día
Me ahogo así
en tu mirada oculta
Me sacrifico hoy
en tu partida

krj297

Se conducen las iras y los suspiros al húmedo local de la luz muerta que nada habla y todo esconde como la mentira universal de una verdad que ya nadie cree y las hojas secas y los ríos secos y las piedras rotas en un caldo saturado de bostezos y espera.

iahf827

La sombra es mi casa. La dicha es mi sombra. Vivo en las tardes y en las calles, sueño la geometría y el cemento. Cada lámpara del olvido es mi sueño, cada paso en la luz es mi casa. Soy mi refugio que ya aparece, soy el futuro destello de mi silencio.

Soy el futuro destello de mi silencio. Un vacío que otro mira escondido, tras la neblina o ausente como la espera. Ángulos que todo lo conectan. Formas que todo lo separan. Hay un misterio que es mi presencia, hay un sonido que es mi mirada.

Hay un sonido que es mi mirada. Una palabra que es mi destino. Hubo otro camino que hoy no he elegido. He dado el paso hacia la sombra. Casas que cuelgan como los recuerdos. Luz temporal que todo lo guardas: eres la noche que llega, un baúl de asfalto y ladrillo.

Ensalado

Hoy, que le estuve cocinando a un par de invitadxs, en algún momento les dije "no me vayan a dejar la ensalada". Apenas acabé la frase quedé mudo. Me he convertido en mis papás. Ya soy todo un adulto.

Los poderes del vino

Acordándome de aquella noche de estudio para el examen del otro día en las épocas de la universidad, cuando una compañera nos dijo que ella había escuchado que el vino ayudaba a concentrarse. Qué buena fiesta fue.

slmf973

La verdad oculta
o una verdad
La mentira visible
o toda la mentira
Un olvido que fluye
Un suspiro que agota
el andar del tiempo
en la antigüedad
y lo vacío
siempre el vacío
La sombra de la sonrisa
tras las cortinas
Claridad del espanto
y el silencio
O una lámpara
que el futuro alumbra

Un perfil alfil

Hace unos días un colectivo, que quiere dar a conocer un poco de mi trabajo, me pidió que escribiera un perfil en alrededor de 500 palabras. Es un número extraño porque parece mucho, también parece poco y, cuando me senté a cumplir con la tarea, me di cuenta que era ambos. Recorrerse en el arte es el diario vivir pero describirse es, diríamos, un fenomenal momentáneo sufrir. Separar en pedazos lo que en un continuo existe, es una ilusión. Pero el requisito tenía que ser cumplido y, así pues, acá lo dejo consignado:

Soy Felipe Mejia-Medina y soy Mista Vilteka.

Como Mista soy fotógrafo y escritor. Empezaré por lo segundo que fue lo primero: las letras. Escribo desde que recuerdo. Mi primer texto fue una carta a la Nada cuando tenía, creo, 8 años. Estaba en tercero de primaria y desde entonces no he parado de escribir. He pasado por la crónica, el cuento, el ensayo y la poesía. Todos los géneros me gustan pero, si estuviera obligado a elegir, como si fuesen campos realmente separados y discretos, iría por lo último, por la poesía, y luego lo primero, la crónica. Escribo desde la tristeza, desde la angustia o, quizás sea mejor decir, desde la claridad diáfana de la profunda soledad del vivir.

La mayor parte de mi producción está en un blog que empecé por allá en el 2008, justo cuando Mista Vilteka había tenido su nacimiento formal, y que a hoy cuenta con más de 900 entradas. También empleo algunas redes sociales en donde hay ya más de 200 poemas. Además, en casa reposan cuadernos y decenas de hojas separadas de cuentos y poesías que por muchos años no he vuelto a ver. Pero sé que ahí están. O así me gusta creerlo.

De adolescente experimenté con el teatro, con la música, con el dibujo y con el diseño; de joven con el canto y con las danzas. Todo se fue. Luego vino la adultez y entonces lo definitivo: la fotografía.

En los alrededores de los treinta, más-más que menos, me hice fotógrafo para mis adentros. Empecé, según mis memorias nostálgicas, por allá en el 2012, por ensayo y error. Desconociendo el hacer pero definitivamente descubriendo el placer. Todo condensó como una actividad real a principios del 2016; y fue entre el 2017 y 2018, en búsqueda de la formalidad y del tecnicismo, que hice mis estudios en fotografía. Y ahí me hice fotógrafo también para mis afueras.

Mi trabajo fotográfico está regado en varias redes sociales pero casi todo, diría yo, está condensado en mi página web. También mis textos.

Tomo fotos desde la felicidad. O, al menos, desde lo que a ratos se siente como un estado de comodidad con la existencia en el ahora. La tristeza, por supuesto, es más clara y contundente. Mis fotografías son un relato de los espacios y un relato de las personas. A veces juntos, también separados.

¿Qué exploro ahora? Sigo con las imágenes, sólo que en esta ocasión no son fijas: se mueven, hablan y suenan.

Como Felipe, que fue lo primero que escribí pero que no describí, soy investigador en salud global. Soy ingeniero y voy a medio camino de ser bioeticista. ¿Graduarse es ya ser o ya se es sin graduarse?

Mi cédula dice que soy Felipe, y a él no lo niego, pero me siento sobre todo lo otro: el otro. Alimento a Mista con Felipe y, ciertamente, Felipe es el reflejo de Mista: un objeto no finalizado de construcciones y especulaciones. Al final y al principio, mi yo, mi mí, en este yo que soy yo, reposa y excede lo primero que es lo último y lo último que es lo primero, en un ciclo de ser y devenir y mutar y fluir. No soy yo quien ha elegido: el hacer me elige y yo me dejo elegir. Como Felipe que eligió a Mista y fue finalmente Mista, el segundo, quien al primero, a este y ese Felipe, así creó.

¡

La nostalgia tiene un filo que más afilado está entre más reciente es. De modo que es el recuerdo del ya aquél que más corta. El viejo pasado se oxida, el lejano futuro caerá, con su peso de hacha, como la espada que atraviesa los cuerpos. Invisible.

ljt829d

Te anuncia lo que te oculta
Te protege lo que te tapa
La marea donde la nada reposa
Donde tus ojos hoy miran.

lnf826

Se visitó de la forma y la desdicha, se vistió de las mañanas y los ríos de verano, de las cadenas del viento y los paseos de domingo. ¿Dónde estará el diamante perdido? ¿El reflejo de los días pasados que cantaban en la aurora y suspiraban en las noches? El horizonte se oscurece a cada paso y a cada paso se sumergen los sueños. Allá, al final del último final, alguien espera. El propio cuerpo que jamás se ha ido, la propia piel que todo ha vivido y que sabe de las lágrimas y que sabe del dolor. Todos han llorado. Todos han sonreído. En este silencio de cueva, el mundo parece ya no seguir. Pero sigue, continúa su marcha de roca gigante en el ardiente cosmos del frío infinito en donde todos somos y todo está. Vive su vida de piedra histórica sin historia, cruzando las distancias y empujando las telas del vacío. Un tiempo sin tiempo, un abismo sin fin, en donde flotan las vidas vivas y las muertes vivas, donde todo flota como los sueños y cayendo nada cae. Nada cae, no hay abismo y nada flota. Como un último sueño y la primera luz cuando despierta la conciencia del olvido y el olvido de la conciencia.

lkng783

Estuvo la aurora, estuvo
Fue la sonrisa, fue
O la lágrima
que ya no habita
los surcos de la carne
Una rendija
al pasado que se queda
Telas que cubren los ríos
y las rocas
Susurros de cada cielo
que gobierna impávido
las casas vacías,
las casas sombra
Baldosas rojas
de un barrio triste y antiguo

rjgwp9tu

Cuántos filos tiene el silencio
Cuántos abismos
en la estructura de las gargantas
Los dedos y sus heridas
La ausencia de quien ahí está
Que se diluye
Que se esfuma
Evaporando el día feliz
Asfixiando los mañanas
en el afán del control
en el licor del poder
y la soga, la vieja soga
que conecta los mares
los miedos y el hambre
que acosa los gusanos
del oro,
que empaña la clarividencia
de los espejos
hoy sin vida
sin muerte
sin sentido

kwjrkdn

Mal
Un mal
Una ruta de quien pierde
Una grieta de quien calla
El auxilio de la angustia
Un final
¿Quiénes somos
sino el relato
de nuestras elecciones?
¿Quiénes somos
sino la sangre
de cada paso fallido?
Nada hay en el horizonte, 
quizás dolor 
Hubo otra salida
que ya no será, 
que nos sopló
su feliz augurio
al sordo momento
de nuestra mentira
que es vivir sin vivir
Ilusión
de la moneda fresca
y del partir
Humildad
por las lágrimas
venideras y vacías
Humildad.