|

Nunca hacer aseo fue tan terapéutico.

#

En esta cuarentena he ido descubriendo mis múltiples personalidades. Excelente compañía. La hemos pasado muy bien.

Covid-19 y don Coronavirus

Amigos, amigas, amigues, amiguis, mariquis, latinxs, quédense en la casa. Sólo salgan cuando sea necesario. Que la vida social se recupera pero ser asintomático, cosa que no saben, o tener síntomas leves, cosa que pueden malinterpretar, y seguir por ahí faroleando, puede enfermar a una persona vulnerable: les puede pasar a uds, a sus papás y a sus abuelos y abuelas. Y quizás no volver a contar la historia por alguien que pensó que eran los demás y nunca yo. Señalar a las autoridades de ineficientes y de tomar malas decisiones, pero no hacer nada propio en el terreno de lo individual y familiar, sólo atenta contra nosotros mismos y contra nuestra sociedad. ¡Y a lavarse las manos a lo que marque! Que la responsabilidad es de todos, todas, todes y pues todis y todus.

8 de marzo de mis marzos

Estuve pensando anoche en algunas de las mujeres de la historia, la ciencia, el pensamiento y el arte que hayan tenido una influencia importante en algún momento de mi vida y a las que de un modo u otro les he seguido el rastro. Unas desde hace un montón de años, otras desde hace recientemente.  Así que, haciendo ese ejercicio, y para no confundirme, decidí que lo mejor era hacer una lista.

Acá va:

Alejandra Pizarnik, poetisa
Emily Dickinson, poetisa
Marie Curie, química y física
Katherine Johnson, matemática
Catalina la Grande, zarina
Virginia Woolf, literata
Emily Brontë, escritora
Doris Salcedo, artista
Marina Abramović, artista
Kara Walker, artista
Meryl Streep, actriz
Diana Uribe, historiadora
Hannah Arendt, filósofa
Simone de Beauvoir, filósofa
Sor Juana Inés de la Cruz, poetisa
Celia Cruz, música
Shakira, música
Bjork, música

De todas, podría decir así ahora mismo que escribo, que la que más me agranda el corazón y me hace hervir la sangre, es Sor Juana Inés de la Cruz (1648, México). La empecé a leer cuando yo tenía unos 11 ó 12 años. Sus versos me maravillaron, su sensatez, su sed de intelecto, su lucha porque la dejaran estudiar, su decisión de convertirse en Sor porque era el modo menos complicado para poder, como mujer, seguir estudiando y escribiendo. ¡Su biblioteca de 2000 volúmenes en pleno siglo 17!

Siempre he querido escribir rimas como las de ella: sucintas, con gracia, profundas, poderosas. He leído una buena parte de su obra, me sé varios de sus poemas y la siento como si la conociera, como una mentora y amiga a quien admiro profundamente y con quien me puedo ver sentándonos a conversar y a compartir lecturas y versos y filosofías. Ella enseñándome algo de su maravilloso genio y su enorme visión del universo.

Nunca olvidaré esta frase dirigida a quienes se empeñaban en no dejarla estudiar:

“En perseguirme, Mundo, ¿qué interesas? ¿En qué te ofendo, cuando sólo intento poner bellezas en mi entendimiento y no mi entendimiento en las bellezas?”

Touché.


ewr2135

En el río del tiempo
las rocas aguardan
la tragedia del vacío
Una charla que se filtra
entre el mármol
y la cera
al calor de un universo
que se apaga
con cada trago
con cada bocado
y con cada saliva

nuk8o67

Un mundo en el mundo
Un pasado perdido
Un lamento olvidado
Un objeto pedido
Se lamentan los acuerdos
de un día sin futuro
Hubo una tragedia
sin rumbo
cocinándonse
a paso lento
pero seguro
en unos pocos secretos
y en unos pocos bolsillos

bgrj5re43

Cargan los vidrios
el peso del invierno
Vapores de la vida
congelados
en el tiempo
Aparecen los destinos
papilas y sentidos
Un corpúsculo
que aguarda
las paredes y los ojos

Coronados

La famosa Corona de Nuestra señora de la Asunción de Popayán. Elaborada entre 1669 y 1750, de dos kilos, 443 esmeraldas, una de las cuales, la más grande y muy pero muy famosa, de 16mm por 16 mm. Patrimonio de Popayán y de Colombia, pero vendida por un payanés por allá en 1936 a manos privadas para financiar proyectos de caridad, y que en ires y venires, terminó en el 2015 en El Museo Metropolitano de Nueva York. Por fin la pude ver. Probablemente nunca volverá a Popayán.



sgy467ggr

Bajo el cemento
se desgastan las sonrisas
Tras la niebla
se ahorcan las luces
de la mañana
Fuiste el filo y las aguas contaminadas
La canción que corta
las lenguas
de los prados
Bajo los labios
aquellos hierros
está el cuchillo
sumergido
en el veneno
de tu poesía

j7re3

Una prisión
de formas
Una geometría
de vida
En silencio
nos determina
Tras las cortinas
nos tasa

nfyjj79

Ayer que caíste
sobre el cemento
de las cadenas
Ayer que soñaste
caminar libre
y quizás sonreír
¿Qué queda para ti
sino las cicatrices,
las rocas rotas,
el atardecer?

dget758

Ojo de los cielos
que no ve
Monumento
del horizonte
que todos ven
Silencio universal
Distancia imposible
Estando sin estar
todo lo persigues
la sombra y las aguas
espejo de las almas
verdes

sge4342

Espera la espera
Aguardan los surcos
la luz de la mañana
Nadie ha visto
la ausencia de la Nada
Sus lágrimas intermedias
La espalda de sus miedos
Ni su tristeza

Cumpleaños 37

Suman y suman y hoy son 37
Nunca me hice ningún tatuaje
Ni tampoco me puse un arete
No tengo para rockear pelaje
Y sale parece el primer juanete
Si bebo, me pego del retrete
Si corro, necesito mil masajes
Un día tuve como mil casetes
y hoy día no tengo ni carruaje
Pero eso no importa
¡Yo quiero mi torta!
Que la vida se acaba
Que la vida se “traba”
¡Que la vida es corta!
Un pequeño gran banquete
Un buen mesurado voltaje
No para ser el personaje
que amanece en el tapete
pero sí un par de sorbetes
que aviven el cool espionaje
¡Por qué no!
Yo que ando de viaje en viaje
alistando a toda hora el equipaje
aquí y allá de cohete en cohete
siempre empinado en un taburete
No quiero, ay ingeniero, 
ponerle a las canas maquillaje
ni ir calculando porcentajes
¡Ni ir pagando ningún peaje!
La vida, pues sí, es bien salvaje
La vida, es cierto, es un visaje
Y justo cuando cumplo 37
con un envejecido birrete
sin ningún restante juguete
ya me quiero quitar el vendaje
quiero ver el Todo y su paisaje
¡Quiero partir y hacer el alunizaje!
Adiós al tiquete, adiós al torniquete
Adiós al lenguaje y su doblaje
Soy yo: pequeño y zoquete
Soy yo: ignorancia y bagaje
Ya que son los años 37
Pasado pesado
Atado y alado
Soy joven un día 
Soy adulto este día
pronto un feliz vejete
Ayer 36, hoy 37.

o186

Ires son los cuerpos
Nunca los pesares
Se van las almas
Se quedan las lágrimas
Por entre las ramas
Por entre los espesores
Heridas insanables
Dolores

lsjf88

Quedan las hendiduras de la noche
Los rasguños de la luz
Alumbrando al que huye
Rasguñando al que llora
Aquél que no da su cara
Y que su cara pinta
Con los tiempos de irse
Con las ropas de quien no llega
De quien todo ve pasar

Pruber

He decidido darle la oportunidad a todo aquello a lo que me he negado por años. Después de no sé cuánto tiempo, quise tomar un taxi. Me paré en la esquina y estiré la mano. El primero me miró y siguió derecho, el segundo no me miró aunque iba vacío y el tercero que sí se detuvo, me hizo creer que el servicio de taxis había mejorado, que la competencia les había convenido a todos, que yo estaba era exagerando y que uy qué bueno, menos mal, qué chévere. Cuando me acerqué al taxi, me preguntó antes de subirme: "¿para dónde va?" Respondo. "Ah por allá no voy". 
La vida que le echa tierrita hasta a los mejores propósitos de año nuevo.
Intentaré ahora con la coliflor y con 12h en bus a Popayán.

ldijgs927

El universo que reposa
tras las pasos de la duda
tras la ausencia de la sombra
Hay oscuridades de dicha
Silencios que esconden
el paraíso y el agua pura
Hay cielos de espanto
Cielos de fiesta
colores para cada amor
compañías para el camino
del final del día
del final de los días
y hasta del mismo final

Don Bici

En el 2016, a los 33, compré mi primera bicicleta. Por años les tuve miedo y por años, también, cargué con la vergüenza y la sensación de haber fallado, de ser incapaz, de mostrarme a las personas fuerte en unas cosas y al final en esta mentir, desviar las charlas y temblar.
Una vez la compré, no me bajé de ella, luego compré otra (la del invitadx) y otra para el por si acaso, y lo que más extrañaba cuando estaba de viaje era darme una vuelta en mi bici. 
Llegué a tomarme selfies con ella. 
Era innecesariamente vistosa, innecesariamente grande, innecesariamente pesada. Era la incorrecta pero era la mía y era la primera.
La primera vez que realmente la usé, iba a casa de mi hermano. Un trayecto de 40 min. Estaba nervioso y me golpeé varias veces con el pedal y puse mal los cambios y veía como todo el mundo, incluida la señora de 200 años, me pasaba cual rayo, pero seguí. Cuando ya faltaba una cuadra para llegar, con el orgullo bien alto porque, a pesar de todo, estaba por coronar, me tropecé, me enredé, perdí el equilibrio y me caí sobre un montón de bolsas de basura. De esos momentos que duran 3 segundos y se sienten como 3 años. La vida y sus enseñanzas.
Ahora soy mucho menos torpe y menos nervioso, con más experiencia de sus partes y de sus sonidos, fluyo y me entiendo con las bicis. Hemos llegado a un acuerdo de uso y a un convenio emocional de manejo.   
Ayer la monté por última vez antes de desarmarla y enviarla donde mis papás. La del invitado se fue y la del por si acaso también. Quedé nostálgico y triste, y feliz y triste, y emocionado y triste. Al final, era mi primera bici. La de la adultez del ahora y la de la niñez de siempre, la de de este yo, la de mis 33 de entonces y la de los 36 de hoy.

ljsdfjwye

Se cruzan los tiempos
Y la vida
Intersección
que el viento ignora
Sé la ausencia
Lo que aún no llega
O lo que ya se fue
Hay una danza
La música del universo
La danza del existir

mznxczc1871

Hay ojos y tus ojos
Hay silencios y tu cuerpo
Tú que flotas entre el polvo
Tú que alumbras el cemento
Luz de la vida
Un camino

202X

Mi propósito para este año es usar y no usar y no molestarme-por ni tampoco imponer el/la/lx todes y el todos y el todas y el todxs y el tod@s y parecidos, derivados y similares.
La voz de sus tiempos
La lucha de sus luchas
El silencio de sus ojos
El secreto de su camino

mxvb029

Creando un yo
Un otro
Otra
Un aquél
Aquella
El cuerpo que es
todos los cuerpos
Y las pieles
que son la escenografía
de una obra
siempre escrita
siempre en olvido
siempre en silencio

mcnk9

Se atrapan los rostros,
las imágenes,
las esencias
en el destino propio
de nada ser
de a nadie buscar
El libro está vacío
Un horizonte que no existe
Un abismo por construir

mapq902

Sobre la economía, la lucha
Sobre el dinero, la resignación
Empujan los vientos
Callan las sombrillas
El camino eterno
De quien sigue
Y otorga la vida
Al camino
A la inmensidad

ppk987

Por allá que son dos,
por acá que son tres.
Las vidas que charlan
en el ritmo de sus lenguas primeras,
en la compañía de existir.
Ingenuos del otro
Ausentes de todos

,kt43

Son caminos los caminantes
Son los tiempos las rocas
de cada río invisible
El destino suspira
en sueños
y ensombrece la
marcha de las gotas

NOvidad

La Navidad sería mejor sin decoración navideña.
Y muchísimo mejor sin villancicos.

jj532

Espera el que parte
Quien llega
su llegada espera
Un intermedio de los cielos
Un camino
Un silencio

pqie62

Ya no ve el cristal de la ausencia
Ya no ve
No respira el árbol de la vida
No respira
Sin garganta se oxidan las formas
Sin piel se queman las dichas
Hoy que nada empieza
Hoy que todo acaba
que todo siempre acaba
tras el filo del ahora
donde reposa
donde habita
el abismo de existir
sin ti
conmigo
sin mí

wpie16

Nadan sobre las dichas
Se ahogan
Caminan sobre las aguas
Las memorias
En el otro lado
Reposa la historia
Al final de la jornada
Espera la hora
Aguardan susurros
De un mañana
En la sombra

j1726

Las palabras que esperan al final de las columnas. Sabio aquel color que surge de la noche y habla de la vida y de la muerte y de cada paso y del abismo que somos todos, del infinito que portamos.

La súper sal

Hoy me hicieron recordar que una vez en la isla de San Andrés, recién levantado preparé una jarra de café, como todos los días de todos los tiempos, con agua de la llave. Estando en el balcón leyendo alcancé a tomarme una taza y media. Qué felicidad el primer café. 
Cuando mi compañía despertó, se acomodó y salió a la sala, le serví una tacita para recibir el día y al primer sorbo se le arrugó la cara cual acordeón y escupió casi gritando: ¡este café está salado!
Yo, claro, con ese disparo recordé inmediatamente que el agua de la llave venía directo de un pozo con agua de mar y que quien nos había rentado el apartamento, nos había recomendado nunca tomar de la llave, por peligro de cuanta cosa y por el riesgo del final del mundo mundial, sino siempre pero siempre del agua embotellada.
Ese día tuve el teléfono de la ambulancia conmigo a cada segundo. 
La mente es asombrosa en su capacidad de omitir sensaciones. En este caso lo salado. Un poder curioso pero poder sin embargo.
Y sobreviví a taza y media del agua salada del mar. Nunca pasó nada excepto que al almuerzo, preferí un postrecito. Quizás ese sea mi súper poder y yo un pequeño súper héroe salado. 

vd467

El cuerpo se va
La nada se va
El vacío que se esfuma
El todo que nunca fue
Ser no-ser
Aguardar
Y desaparecer

jk5324

Caminan y buscan
Picotean y allanan
Esconden los tiempos
En el barro de la historia
Que alimenta
Que sueña
Que escucha

hku56

Todas las calles callan sus voces
Todo el cemento esconde una vergüenza
Hay un teatro que todos habitan
Un silencio que nadie calla

fgg67898

Nadie queda
tras la partida
Aquellos caídos
que no volverán
Una ficha última
Un movimiento último
que dé cuenta
bajo el cielo y las manos
la lucha infinita
y el final

bjvoe98

La historia también está en las sombras
en la oscuridad
Donde no se ve la conciencia
Donde se ve el instinto
Biología
partícula del todo
El Todo y su universo

m,i789

Las aguas que son áridas
La madurez de la arena
Andan las algas
Se escapan
Cielo de los tiempos
Sé hoy
Llueve

qpwie71

¿Qué piel reposa al final de la ausencia?
¿Quién es la silueta vacía aguardando?
Un abismo es la vida
un precipicio
el frío y la soledad

sqw24

La oscuridad que es la vida,
la luz que es la ilusión.
Nada se esconde,
sino el ver que todo apaga,
que todo acaba,
que todo hunde.

iofj219

Soy la sombra de la dicha
el reflejo de lo ausente
las palabras de los otros
hoy soy mi oponente
Soy la carne del cemento
del golpe el rasguño
de la sangre mi puño
soy cada frío momento
Cuando duermo muero
Cuando vivo hiero
Soy el fallido guerrero
que ya no alcanza
que ya no quiere
desenfundar su lanza
que ya no quiere
la alegría triste
de verme caído
quizás sumergido
por una venganza
infringida a este espejo
relato siempre cierto
de lo viejo y añejo
que soy
que siempre soy
yo y el yo

ssw2345

Aguardan la espera
esperan los tiempos
las filas de la historia
las líneas del descenso
yo que me sumerjo
y me escondo
tú que te alistas
a las mareas
del cemento

sefj19

Se arreglan las sillas
sobre las líneas del rumor
de alguien que una vez fue
un cuerpo que todo esconde
o corredor
sobre el que nada acaba
fue una tarde
fue un día en la tarde
la vida misma
todos los días

Don Músico

Siempre que me preguntan que si sé algo de música cuento que estudié piano (era una organeta pequeñita de las de regalo de Navidad para niños) y que también estudié instrumentos de viento (la flautica dulce de toda la vida que costaba lo que un portaretrato cualquiera).
Que me pongan a bailar...
y ahí si verán cómo me tropiezo con mi propio pie.

ksk17251

Verdes son las formas
de las voces
que todos oyen
que nadie entiende
que suspira
la materia
de la espera
la calma
que todo aguarda

sry699

La orilla que no vuelve
La puerta que cierra
sólo en las noches
como la sed
de las mareas
y su aullido
y su soledad
de cuerpo celeste

dhl95

Dispersas las gotas del universo,
piedras mudas del espíritu.
De la espera,
de una llama que no calienta
pero que abriga
los reflejos de las almas
y sus vacíos