Este y todos los Domingos.

Los arroyuelos tienen la forma de cada uno de tus cabellos.
Rubios los soles y cada puesta de sol.
Los vientos que soplan las hojas en el suelo. El canto nocturno.
En el azul profundo dentro del horizonte.
En la verde pradera húmeda en las mañanas sumergida en el rocío.
En la tierra fértil que empuja la vida donde no hacen falta ojos.
Laboriosa la hormiga, palpitante el caballo.
Mariposas que despejan toda duda de infortunio.
Ahí, sonriente y sentado: estás tú.
Ya te extraño.

Que sí la hay.

If you make understandable one lie, you will produce a truth because it is true that is one lie.

De la probabilidad.

"No a todos se les presenta esa oportunidad"
Pues claro, no a cada uno de todos se les presentan todas las oportunidades.

Cum-bamba.

Bueno, pero: come, come, como ven ven y no como come-on, come-on; vamos, vamos.
Y para terminar esa frase en rima: vamos, vamos, comamos.
O algo así.

De ahoritica.

Me aterra pensar cuánto se parecen las palabras Alergia y Alegría.
Es un designio semántico, una casualidad irrisoria de la única certeza: y es la incertidumbre.
Cuánta incertidumbre.
Cuánta duda.
Cuánto misterio a cada paso en este camino cual filo de un cuchillo.
Un mal paso y la más feroz caída. La propia, la de los amados, la de los odiados.
Y hasta la de los desconocidos.
¿Por qué ha de ser que no podemos conocer ya lo que vendrá?
El miedo al quién-sabe, al no-sé-cuándo, al no sé-sí-sí porque puede ser que-no.
¿Tiene sentido una vida sometida a un criterio probabilístico?
No hay felicidad más tonta que la felicidad en sí misma. Apenas la agarramos
y ya andamos temerosos de que en el siguiente movimiento se nos vaya.
No hay miedo más cierto que el miedo en sí mismo.
Miedo siempre tenemos. Miedo al miedo que ya está y puede crecer.
Miedo al desconocido miedo que podrá llegar.
Miedo al miedo que ya estuvo y puede repetirse.
¿Por qué tendrá que ser el futuro desconocido?
¿Qué determina ese horizonte difuso?
Las leyes de la física, claro. Donde todo puede pasar.
Pasar que no pase o que pase.
"Cualquier motivo es bueno para beber. Hasta no tener motivo es un motivo".
Todos los días llueve en las calles y dentro de las casas.
Y cuando para de llover, entonces seguido deja de escampar.

De licores.

Se oscurece la noche. Se hace oscura la sombra. Me hundo entre las mareas rojas que surcan mis venas. Me voy esperando que golpees mi cabeza. Que me aplastes bajo el puño de tu desdicha. Bajo el yugo y condena de la mañana que ya llega.

Se hace mañana.

Mañana es mañana.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...