Memorable

Las noches todas llegan.
Las luces todas se apagan.
Llega un sólo instante,
único válido: el último.
Las fiestas memorables,
al olvido van,
los funerales
de algún memorable,
al horizonte infinito van.
La felicidad no puede ser
lo que se busca.
El dolor no puede ser
refugio único de lo íntimo.
La paz, no. La gloria, no.
Sólo la nada queda.
Sola la Nada queda.
Permanece el vacío.
Menos que la nada,
somos.
Pues a ella volvemos.
Pues ella somos.
Llenos de todo,
de nosotros vacíos.

Sustrato

Sonreír es sólo a ratos.
Es poco lo fabuloso
y es poco lo grato.
Pues casi todo afuera
no es sino un maltrato.
Que no firmamos,
que al existir sellamos.
La letra era pequeña
en ese trato,
la cláusula era menuda
en ese contrato.
(Que yo no firmé)
Las lágrimas
como las risas
como la muerte
no tienen estrato.
(Es lo único barato)
El sufrir...
Sonreír es sólo a ratos.
Pues somos de la vida
una herramienta:
¡un aparato!
La vida nos vive 
a su antojo,
bajo su forma y trato.
¿No somos sobre todo
nuestros retratos?
Sonreír es para aveces,
Sonreír es sólo a ratos.

Gentío

La multitud sólo esconde pesares múltiples.
Mareas negras, inundadas pesadillas.
La sangre sale de todas las bocas,
la desgracia es pura y universal.
Pues quien no llora no existe
y quien es feliz: no es.
El dolor está en los otros.
El cuchillo en mí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...