Ahora que los tengo abiertos.


Cuando cierro los ojos, me veo mirándome. Veo la oscuridad que rodea mi cuerpo sin luz. Me sé sin verme. Hoy he visto que las esquinas de ese cubo en el que me adentro cuando cierro los ojos, se han alejado. He vuelto a dar con un temor que había olvidado. Las paredes de esta caverna parecen hacerse gruesas. Cada línea, cada palmo, cada pedazo se ha hinchado. Siento miedo cuando cierro los ojos.
Publicar un comentario