Con eso de andarle preguntando a la gente si es feliz o no en esos estudios de felicidad, me acuerdo de las Confesiones de San Agustín cuando decía por allá en el años 397, con respecto al Tiempo: "Si nadie me lo pregunta, lo sé; pero si quiero explicárselo al que me lo pregunta, no lo sé".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...