Somos dos en la mesa. Pido una cerveza a una mesera. Otra la alista y viene a mi mesa viéndome de espalda. Sirve la cerveza al otro y no a mí. Le digo a la mesera: "disculpe, es para mí". Y me dice la mesera: "disculpe, pensé que ud era un niño".