De sí.

En la otra arena en donde bailan, en donde la música empuja las formas y se agitan las musculuturas. El cigarrillo prende su curso. Licores que vienen con la sed de contacto. Y yo, en la arena cubierta de la soledad. Sitio propicio para la búsqueda de quien primero se ha perdido. Una cerveza se empuña y se empeña por esta noche.
Publicar un comentario