Carne sin carné.


Debería decir algo respecto pero, a decir verdad, no tengo nada qué decir ahora. Era lo que fue. Y lo que debía ser. Sin embargo, me quedan cartas a medias. Medios mensajes. Medios correos postales. Y virtuales.
Publicar un comentario