Stiqui.

Se me va aveces. O bueno, también se me pega. Se me sale cuando se me queda. La confusión certera coge sola su camino y también se sienta en mi boca.
Publicar un comentario