Pero se va

Y aunque me quedo yéndome, también me voy quedándome. Irme de mí mismo: no puedo.
Publicar un comentario