Érase un eraser.


Érase un eraser que no sabía to erase.
Y se dijo: tengo que erase.
Pero érase que el eraser no era un eraser.
Era apenas una era. Sin su ser.
Una de olvido.
Era sin ser.
Estaba perdido.

Y así aprendió how to erase.
Pues erased había nacido.

También en Tumblr: Mista Vilteka
Publicar un comentario