Peinándome frente al espejo un domingo de calor en la mañana.


Le dije: tú eres el centro de tu yo. De tu propio yo. Sólo tú sabes cómo ven tus ojos y son los únicos ojos por los cuales ves.

Y me dijo: pero es que tú eres yo.

Hice: apagué la luz.

Hizo: Se fue.

También en Tumblr: Mista Vilteka
Publicar un comentario