Casi las cinco.


El ojo me duele, el ojo está rayado. Rojizo llora un mugre.
Y ahora llueve. La bulla y los golpes. Los carros y sus pitos.
Me va lo que supura. Mi arma en dedo. Y yo.
Publicar un comentario