Después de tantas veces llevar la bolsa reutilizable del Éxito, finalmente en esta ocasión me dijeron que tenía un descuento, le entendí a la cajera, del 10. Me emocioné, hice cálculos y ya hasta tenía pensado cómo gastármelos. Le tomó 5 minutos ir y volver para hacer efectivo el descuento: no era del 10...por ciento, era de 10...pesos. #asíeslavida